Salud y Desplazamiento (English)

Buscar en esta página / Search this page

Diagnóstico de Población Desplazada y Comunidades de Recepción en Seis Departamentos de Colombia. OIM.

Indice >> Resumenes Departamentales >> [ Anterior | Siguiente ]

XIII.   Resúmenes Departamentales

4. Nariño


4.1 Contexto

El Departamento de Nariño cubre una superficie de 33.268 km 2 y tiene una población total de 1.243.929 de habitantes para una densidad poblacional de 37.1 personas por kilómetro cuadrado. Aproximadamente un 23% de la población reside en la capital departamental, Pasto.   Históricamente, un gran número de familias e individuos de Nariño migró a Putumayo para participar en las sucesivas “bonanzas” del departamento, incluyendo petróleo, plantaciones de hule, y finalmente la producción de cocaína.   De hecho, se estima que el 70% de la población actual en Putumayo tiene sus raíces en Nariño.

Estos patrones migratorios explican en gran parte el creciente número de familias de desplazados que han llegado a Pasto, Ipiales, Taminango y otros municipios luego del incremento del conflicto y las actividades de fumigación en Putumayo.   Según la RED, únicamente 192 familias estaban registradas hasta diciembre del 2000.   Al igual que en otros departamentos afectados por el desplazamiento causado por fumigaciones, la tasa de rechazo en las declaraciones de las PDI es bastante alta.

Para finales de marzo del 2001, la RED había registrado a 402 familias en Pasto solamente y una organización internacional reportó una tasa diaria de recepción de 10 familias durante las últimas dos semanas de marzo. [41]

4.2 Caracterización de la Familia Desplazada

En Nariño, 177 familias de desplazados fueron entrevistadas en las ciudades de Pasto, Tumaco e Ipiales.   En la capital departamental, 67% de las familias manifiesta que su lugar de residencia en 1990 era el departamento de Putumayo, específicamente Valle del Guaméz, Orito, Puerto Guzmán, Villa Garzón y Mocoa.   El 33% restante reportó Cauca, Valle del Cauca, Santander y Tolima como lugares de residencia en 1990.   Las familias entrevistadas en ambos Ipales y Tumaco, sin embargo, son de otros municipios en Nariño predominantemente, seguido de Valle del Cauca y Putumayo.

La muestra está formada por 857 personas o 4.8 individuos por familia, de los cuales 51% son mujeres y 56% son menores de dieciocho años.   Alrededor de 660 personas en la muestra, o sea un 77%, son mujeres o niños.   Las mujeres son jefes del hogar en 27% de estas familias, pero menos mujeres jefes del hogar se encuentran en los municipios rurales que en Pasto.

Con excepción de Tumaco con un 92% de población afrocolombiana, el grupo de PDI de Nariño es casi un 100% de blancos/mestizos.

El EI pidió a los actores institucionales que atribuyeran el desplazamiento a causas específicas; un 26% indicó fumigaciones, 22% citó combates, 17% temor a violencia generalizada; acciones del ejército (11%), la guerrilla (9%), paramilitares (9%) y el 6% citó extrema pobreza, desastres naturales o no dio ninguna respuesta.

4.3 Condiciones en los Lugares de Recepción

Los actores institucionales consideran que las PDI eligen las ciudades receptoras y las áreas rurales de Nariño principalmente por su proximidad a su lugar de origen y la presencia de parientes.

Durante la encuesta a hogares, se observó que la construcción promedio de casas incluye paredes de madera burda, pisos de arena o grava y techos de tejas de zinc.   Casi la mitad (47%) de los hogares tiene acceso a un acueducto público y cerca de un tercio a alcantarillado público (31%) y servicios de recolección de basura (33%).   En promedio, un porcentaje más alto de las PDI en Tumaco es propietaria de su hogar; sin embargo, en Pasto e Ipiales, únicamente 4% y 14% respectivamente son propietarios.   En ambos lugares, el porcentaje de familias que actualmente alquila sus hogares es más alto que en ningún otro municipio.

Condiciones sociales:

Se reportan problemas con más frecuencia de lo que se podría esperar considerando el tamaño de las ciudades y pueblos de recepción.   Talvez lo más alarmante en Nariño es acerca de la presencia de grupos armados, problema citado por el 55% de las familias entrevistadas.   Entre las tres ciudades en que se aplicó la encuesta, más residentes de Tumaco reportaron problemas que en el resto del departamento.

4.4 Condiciones de Empleo y Situación Económica

Las ganancias promedio en Nariño son más altas que las calculadas en los otros seis departamentos, pero a 238,727 Pesos al mes aún se encuentran por debajo de la línea de pobreza.   En el departamento en general, los ingresos del hogar en el caso de los desplazados son 93% del valor de las ganancias del grupo de control (Pobres Residentes).   En Ipiales, sin embargo, la brecha de pobreza se ubica en 68% y las familias de PDI reportan ganancias que son menos del 50% de las generadas por los Pobres Residentes.

Adicionalmente, el porcentaje de jefes de hogar sin una actividad remunerada en Nariño es más bajo que en el resto de la muestra, pero notablemente el doble de alto que el porcentaje de residentes jefes de hogar sin empleo.   La tasa derivada de desempleo (personas que buscan trabajo) es de 17% para los hombres y de 23% para las mujeres, aproximadamente tres veces más alta que las correspondientes tasas de desempleo para los Pobres Residentes.

Más de un cuarto de los jefes de hogar trabaja en agricultura (pesca), seguido de construcción, trabajos domésticos, ventas, seguridad, fabricación de calzado y costura.   El porcentaje más bajo de personas que trabajan en la calle o de puerta en puerta se encuentra en Nariño (19%) así como el porcentaje más alto de personas que trabajan en un local establecido (20%).   Siguiendo el patrón nacional, los desempleados citan la escasez en el mercado de trabajos como la razón de su desempleo, seguida de falta de entrenamiento, falta de palancas, sus orígenes rurales y bajos salarios y discriminación.

Al igual que en el resto del país, las familias de desplazados entrevistadas en Nariño tienen cuando menos una necesidad básica insatisfecha, aunque el porcentaje catalogado como extremadamente pobres (31%) es diecinueve puntos porcentuales más bajo que el promedio de la encuesta nacional.   En gran parte, esto se debe a que la situación de vivienda en Nariño es considerablemente mejor que la observada en otros lugares, con solo el 3% de los hogares clasificados de inadecuados.

4.5 Educación y Desplazamiento

El índice de absentismo para niños de escuela primaria es del 23%, ligeramente más bajo que el promedio de los seis departamentos, pero aún seis puntos porcentuales más alto que el promedio de Pobres Históricos en Nariño.   Para el grupo de mayor edad, el ausentismo se eleva a 31% pero es realmente más bajo que el promedio del grupo de control.   En cuanto a la razón por la cual los niños no asisten a la escuela, las PDI de Nariño atribuyen el ausentismo a los altos costos de educación; sin embargo, los motivos económicos aparecen en otro sentido – el porcentaje más alto de adolescentes que trabajan (32%) se encuentra en Nariño.

Entre los adultos, el 43% de la población completó la escuela primaria – en comparación con el 37% del promedio en la encuesta nacional – y el 7% de los adultos completó la escuela secundaria.   Los índices de analfabetismo entre las personas de más de 12 años también son más bajos que el promedio, a 16% (y llegan hasta un 4% en Pasto).   A pesar de ser aún bajos, Nariño tiene los porcentajes más altos de capacitación vocacional para adultos con un 6% para mujeres y un 9% para hombres.

4.6 Condiciones y Servicios de Salud

Tal como se sugiere por los bajos porcentajes del INBI en Nariño en relación con los otros departamentos, la población de PDI tiene mayor acceso a condiciones sanitarias con alrededor de un 68% que utiliza agua de un acueducto público y otro 27% de una fuente secundaria por medio de tubería.

Aquí se reportan los porcentajes más bajos del país de hogares con casos de diarrea y fiebre.   Más de la mitad de estos hogares buscó asistencia profesional, y de aquellos que no lo hicieron, el 74%   manifestó que el caso no era severo y únicamente el 24% citó restricciones financieras como la razón de no buscar ayuda médica.   La última cifra es considerablemente más baja que el promedio nacional de 61%.   Esto implica un cierto grado de independencia financiera pues menos PDI en Nariño están incluidas bajo el plan SISBEN y más PDI aquí reportan no tener afiliación a ninguna cobertura médica.

Por otro lado, muchas familias de desplazados en Nariño aparentemente sufren de desnutrición: 49% de los hogares con niños menores de 12 reportan pérdida de peso en estos niños, segundo después de Putumayo.   Y a diferencia de la situación en Putumayo en donde las instituciones y las familias parecen responder al problema tomando suplementos nutritivos (según reportó el 20% de las familias), en Nariño únicamente una de diez familias con niños menores de 12 años reporta seguir prácticas similares.

  4.7   Prioridades

Un 38% de las familias desplazadas en Nariño priorizó Salud, seguido de Trabajo (25%) y Vivienda (22%).   En un menor grado, las PDI citaron Asistencia Alimentaria (4%), Educación Formal, Seguridad y Justicia (3% cada uno).   Ninguna otra opción fue seleccionada como prioridad principal por más del 1% de las familias entrevistadas.   Los residentes valoraron el trabajo con más frecuencia (42%) seguido de salud (34%) y vivienda (16%).

Los actores institucionales consideran la Vivienda (31%) como el problema más importante para las PDI, seguido de Trabajo (19%), Ayuda Alimentaria (16%), Salud (13%), Cuidado Infantil y Asistencia Psicosocial (9% cada uno) y Asistencia a Mujeres (3%).   Al igual que en el resto del país, los actores institucionales valoran la Ayuda Alimentaria más que las PDI y la Salud, menos.

Al pedirles que identificaran las áreas más afectadas por la presencia de las PDI, los actores institucionales escogieron Salud y Vivienda, y predijeron que el Trabajo y la Asistencia Alimentaria serían las más afectadas tras la llegada de más familias de desplazados.

En términos de salud, las PDI priorizaron menores costos por las medicinas, seguido de menores costos por consultas, afiliación a un plan médico subsidiado, mejor calidad de servicios y más rapidez en las citas y en la asistencia, por encima de las otras opciones.   También según los patrones nacionales, las PDI en Nariño priorizaron las consideraciones de costo para la Educación por encima de opciones relacionadas con la calidad y con programas específicos.

Bajo Trabajo, las PDI en Nariño fueron el único grupo que clasificó mejor paga como más importante que mejores oportunidades de trabajo, lo cual corresponde a la menor tasa de desempleo en este departamento.   De igual manera, las PDI en Nariño fueron el único grupo en la muestra que optó por prioridades de vivienda relacionadas con la calidad de la vivienda actual (más espacio interior y mejores condiciones de ventilación/luz/polvo) sobre más subsidios y menores requerimientos para compra de vivienda.

4.8 Respuesta Institucional

En la ciudad de Pasto, un mayor porcentaje de PDI se ha registrado ante la RED (81%) y la Iglesia [42] (13%) que en ninguna otra capital departamental y el porcentaje de familias que no se han registrado ante ninguna entidad es por lo tanto más bajo que en las otras capitales departamentales.   El porcentaje de hogares registrados en Tumaco, sin embargo, es el más bajo de la encuesta y ninguna de las familias entrevistadas aquí se ha registrado ante la Personería.

Un 78% del grupo manifestó no haber recibido ninguna asistencia.   Entre el porcentaje restante, la fuente de ayuda más frecuentemente citada es la Iglesia, seguida de Organizaciones Internacionales (es posible que se haga referencia al programa del Movimiento Pastoral Social bajo ambos títulos) y la RSS.   También se menciona la Cruz Roja y el Ministerio de Salud; ninguna otra organización está representada en más de un 1% de las respuestas a esta pregunta.   La asistencia recibida generalmente es en Asistencia Alimentaria, seguida de Asistencia Médica y en menor medida Vivienda, Educación y otros.

El EI muestra que los programas futuros y en marcha de los actores institucionales se enfocan en Vivienda, Trabajo y Asistencia a Mujeres, seguidos de Cuidado Infantil, Asistencia Psicosocial, Salud, Infraestructura Básica y Promoción de la Paz.   El principal obstáculo para la puesta en marcha de los programas, según el EI, es la falta de recursos financieros.

Todos los actores institucionales en Nariño predicen el arribo de más familias de desplazados, estimando alrededor de 600 desplazados en los próximos tres meses y 2,100 en el transcurso del año.   Sin embargo, únicamente el 9% de los representantes gubernamentales y el 33% de los representantes no gubernamentales considera que su entidad está preparada para estos nuevos arribos y menos de un cuarto de los entrevistados expresó estar familiarizado con un plan de contingencia municipal.

4.9 Retorno, Reubicación y Movimientos Futuros

Con relación a las intenciones manifestadas de dejar su residencia actual, 17% planeaba dejarla lo antes posible y otro 24% estaba considerando migrar, 11% no tenía una respuesta, dejando únicamente un 49% que expresó un interés en permanecer en su actual residencia.   Casi el 90% de las familias que considera migrar declaró que los factores socioeconómicos serían los que motivarían un movimiento eventual (incluyendo el deseo de una mejor casa, mejores oportunidades de trabajo y otros factores socioeconómicos).   Un porcentaje más bajo que el promedio expresó preferencia por vivir en el área rural (4%) y nadie expresó un deseo de volver a su hogar en el área rural.

Los actores institucionales reportaron pocas migraciones secundarias dejando las ciudades de Nariño (Pasto o Tumaco).   Cali también se mencionó como lugar de destino predilectos.   Los principales factores motivadores usados para explicar los movimientos previos son falta de oportunidades de empleo y conflictos con la comunidad receptora.


[41] Entrevista con Movimondo

[42] Programa de asistencia conjunta de PDI con Movimondo.

Indice >> Resumenes Departamentales >> [ Anterior | Siguiente ]

Nuevos documentos en RSS 0.91

Organización Panamericana de la Salud [Valid RSS] Contact us | PAHO Colombia | PAHO
This webpage is supported by the Panamerican Health Organization, however, the published contents are strict responsability and merit of its authors and do not necessarily represent the position or line of conduct of PAHO | Adm

The publication of this page it has been possible thanks to the financial support of the Canadian International Development Agency --CIDA-- and the State Department of the United States.

Contáctenos | OPS | PAHO
Esta página es mantenida por la Organización Panamericana de la Salud, sin embargo, los contenidos que sean publicados son estrictamente responsabilidad y mérito de sus autores y no representan necesariamente la posición o línea de conducta que sobre la materia tenga la OPS. | Adm

La publicación de esta página ha sido posible gracias al apoyo financiero de la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional -- CIDA -- y el Departamento de Estado de los Estados Unidos.