Salud y Desplazamiento (English)

Buscar en esta página / Search this page

Versión Navegable

Atención Psicosocial a desplazados

Ayuda Humanitaria en Colombia


El MPDL es una ONG española fundada en 1981 que desarrolla acciones de cooperación en 30 países. Con permanencia en Colombia desde 1997 y vocación de Costa Atlántica, está en condiciones de intervenir en cualquier zona del país. Como en la emergencia provocada por el terremoto del eje cafetero en 1999, donde después también construyó casas para los damnificados de Circasia (Quindío).

La Oficina Humanitaria de la Unión Europea (ECHO) es una entidad fundada en 1992 que orienta su actuación a cubrir las necesidades básicas de poblaciones afectadas por catástrofes naturales o causadas por el hombre. ECHO es el donante que hace posible la mayoría de las intervenciones con desplazados del MPDL en Colombia. Esta publicación ha sido financiada por

Atención Psicosocial a Desplazados
Ayuda Humanitaria en Colombia
ISBN: 958-33-6232-8
Autor: MPDL Colombia - mpdl@red.net.co
Dirección: Jesús Carrasco, Jael Moya Ramírez
Contenidos: Anamilena García Guzmán, Ana Lucía Correa,
Yirlania Hernández, Milagros Rebolledo
Fotografía: Jesús Carrasco - Ana Lucía Correa - Patricia Falcón
Anamilena García Guzmán
Diseño e Impresión: Arte y Sistemas Integrados
Tels.: 482 64 74 - 311 46 59 - Bogotá.

Bogotá, Mayo de 2004

 

Carta de Presentación

Aliviar eficazmente el impacto psicológico sufrido por las familias desplazadas por la violencia, es uno de los retos que Colombia y la Oficina Humanitaria de la Unión Europea (ECHO) plantean. El MPDL incursionó en ese ámbito durante su intervención de 1998 en el barrio Nelson Mandela de Cartagena. Por aquel entonces ponía a punto, como ahora, un modelo de atención integral que trataba de dar respuesta a las necesidades planteadas por el desplazamiento. Además de realizar espacios comunitarios, mejoras de vivienda, letrinas, nutrición infantil, y paquetes productivos, existía vigilancia epidemiológica, unidades de rehidratación oral y un departamento de salud mental con psicólogo y pasantes de las Universidad San Buenaventura.

Cuando llegué a Colombia en 1999 me sorprendió encontrar actividades folclóricas en el marco de la Ayuda Humanitaria. No entendí el nexo esencial entre una y otras. ECHO dejó de financiar acciones paralelas al sistema oficial de salud y lo psicológico desapareció ese año de nuestra intervención sin dejar rastro de las lecciones aprendidas. Eran tiempos en que los programas estaban enfocados al desarrollo de actividades más que a la consecución de resultados.

Lo que sí quedó claro al realizar la evaluación de ese año es que las dinámicas comunitarias que tanto habíamos insistido en levantar, caían en picado apenas desaparecía nuestra presencia. Los exagerados tiempos requeridos para impulsarlas integrando a colectivos de desplazados que provinieran de distintos lugares y la enorme presión social al interior de las comunidades. Que la atmósfera en una base de operaciones en zona roja, cuando conviven más de seis personas, se empieza a poner pesada a dos meses del comienzo de actividades...

Por todo ello, en el año 2000 empezamos a experimentar con abrazo-terapia, videotransformación y diversas actuaciones psicológicas, entre otros con la corporación AVRE, para llegar a la conclusión de desarrollar, desde dentro del MPDL, la atención psicológica asociada al trabajo social. Y en ese sentido elaboramos el primer Marco Teórico Conceptual y la primera ficha de recolección de datos psicológicos.

El año 2001 el MPDL fusiona lo social y psicológico en psicosocial, para convertirse en componente transversal presente en todas las líneas al año siguiente. Pero no logramos una integración realmente efectiva hasta el 2003. Un período en el que tras terminar cada programa nos hemos sentado a evaluar, aprender de nuestros errores, reajustar actividades, crear nuevas fichas, introducir la psicometría en los sistemas de medición. Y a compartir con otras organizaciones del Plan Global de ECHO (FORUM), instituciones y ONG's colombianas o agencias internacionales como la OPS/OMS

Entre todos hemos aprendido: que cuando los beneficiarios levantan su casa están construyendo también su nueva vida. Que para ello primero tienen que enfrentar el duelo por las pérdidas que el desplazamiento supone. Que en la costa las clases de gaita y danza hacen más por la comunicación y la integración que muchos talleres. La incidencia de la controvertida y esencial figura del padre. El impacto de vivir con el miedo pegado a las entrañas... Que la violencia es parte del conflicto y de muchos hogares. Que actividades de magnífico resultado en un escenario pueden tener un impacto inapreciable en otro.

Queremos compartir con ustedes nuestra andadura y sus conclusiones. Creemos que sin resolver los aspectos de Atención Psicosocial y la Generación de Ingresos es inviable conseguir resultados reales con independencia del tipo de proyecto. Honestamente es hasta donde hemos llegado. Deseamos que pueda ser de alguna utilidad, de alguna referencia. Y, por qué no, objeto de críticas constructivas puesto que seguimos en el camino.

Estamos a su disposición.


Jesús Carrasco
Jefe de Misión

Introducción

Integración de la comunidad con el equipo MPDL, El Carmen de Bolivar, Septiembre 2003

Violar nuestros derechos... quitarnos la tranquilidad... abandono de todas nuestras pertenencias, nostalgia, rabia, miedo. No me gusta recordar el pasado porque me da mucha tristeza... dolor y me pongo un poco nervioso; mis hijos y mi compañera también sienten lo mismo.” (Hombre de 35 años desplazado del corregimiento de Arenas, San Jacinto).

El Movimiento por la Paz el Desarme y la Libertad (MPDL) ha venido desarrollando sus intervenciones con poblaciones desplazadas en la costa Atlántica Colombiana en las zonas de los Montes de María, Atlántico, Sur del Cesar, Sur de Bolívar, Arjona, Turbaco y en sectores subnormales en la ciudad de Cartagena, actuando en el marco de la ayuda humanitaria y la rehabilitación y brindando asistencia a los principales problemas que el fenómeno del desplazamiento plantea, con excepción de la salud.

El estilo de intervención de MPDL es el actuar en varias líneas de acción, que tienen como objetivo aliviar las necesidades básicas insatisfechas de alojamiento, nutrición, generación de ingresos, saneamiento ambiental y atención psicosocial

El desplazamiento plantea una serie de consecuencias sociales, económicas y emocionales a las familias que han sido desarraigadas de sus lugares de origen y trae consigo perdidas no solo materiales y personales, sino emocionales. La situación de haber perdido sus viviendas, seres queridos, costumbres y actividades habituales, aventurarse en un lugar que no se siente como propio, enfrentando las necesidades que trae cada día y no contando con los recursos que habitualmente tenían para suplirlos, hace que las personas que se han desplazado pierdan el horizonte de su vida, se sientan desorganizados y experimenten el sufrimiento emocional que puede dar lugar a perturbaciones psicológicas severas.

Es por esta situación que la Atención Psicosocial a poblaciones desplazadas ha demostrado ser necesaria en las intervenciones que se planteen para estas comunidades además de ser un agente integrador que facilita el trabajo del resto de las líneas de acción que se implementen.

La presente publicación contiene experiencias recogidas en el trabajo Psicosocial que MPDL ha desarrollado con poblaciones desplazadas en situación de postemergencia, desde el año 2000 hasta la actualidad. Pretende orientar sobre el objetivo de la acción psicosocial en situación de postemergencia e ilustrar las principales estrategias de intervención rápida utilizadas por el MPDL para conseguir que las familias que vivencian el desplazamiento encuentren alivio al dolor emocional y las alternativas para enfrentar la situación presente de forma adaptativa.

Para la comprensión del estilo de intervención psicosocial que realiza el MPDL, se hará referencia al concepto de crisis que hace parte del fundamento teórico que dirige la intervención y se describe en el primer capítulo; Ampliaremos el carácter transversal de la atención psicosocial en MPDL y plantearemos la estrategia y técnicas que en nuestra experiencia han resultado funcionales para la elaboración del diagnóstico, diseño de la intervención y evaluación de los resultados.

Capítulo 1. Marco de Referencia

Reunión Comunitaria Pailitas (Cesar), Agosto 2002

La caracterización de la población desplazada y el diseño de la intervención se ciñen a los lineamientos sugeridos en Julio del año 2001 como resultado de una experiencia de cooperación OPS-ECHO-ONGs. OPS/OMS [1] ; El cual enfatiza que el trabajo Psicosocial debe orientarse no solo a la visualización de los rasgos o vulnerabilidades a posibles trastornos como impacto de la situación vivida, si no al reconocimiento además de fortalezas, destrezas, aptitudes y habilidades generalizadas en un grupo, que pueden aprovecharse para su reestablecimiento.

De igual forma entendemos el fenómeno del desplazamiento y sus consecuencias a nivel psicoafectivo desde una perspectiva humanista, que nos da una visión del hombre como arquitecto responsable de sí mismo, libre, con capacidad de elección, proyección futura (orientado hacia una meta) y por tanto partícipe de su propio reestablecimiento emocional [2] 2.

Las definiciones de los indicadores, variables y reactivos de la encuesta, así como los conceptos aplicados en el diagnóstico Psicosocial son retomados de la Teoría Clínica Humanista.

El enfoque clínico humanista acoge conceptos de la Psicología comunitaria, que aplica los principios de la Psicología a la comprensión de los problemas sociales y al cambio social; y considera que los factores sociales, ambientales y políticos son determinantes del comportamiento. La Psicología comunitaria maneja una perspectiva ecológica y se plantea como objetivo el fortalecimiento de la calidad de vida comunitaria al mejorar los ambientes y recursos sociales o aumentar las competencias personales. Mann (1978) [3] .

De esta forma el psicólogo se centra en los cambios de las comunidades a las que las personas deben ajustarse y busca las causas de la conducta a diferentes niveles que no sean solamente psicológicos.

La intervención en crisis es uno de los servicios directos que ejerce la Psicología comunitaria. Cuando los problemas cotidianos de una persona son provocadores de una gran tensión y las habilidades para la solución de problemas no han sido eficaces, se dice que la persona está en una crisis. Caplan (1961) [4]

Existen crisis que no pueden predecirse y que ocurren inesperadamente, sin que las personas cuenten con la oportunidad de prepararse para afrontar la situación de antemano. Una enfermedad grave, el fallecimiento o desaparición de un ser querido, una perdida económica grave, los desastres naturales (inundaciones, terremotos), los incendios y el desplazamiento, son ejemplos de crisis accidentales.

Beneficiaria Atención psicosocial
Población infantil Aguachica
(Cesar), Diciembre 2003
 

 

En la mayoría de los casos cuando las personas se ven confrontadas por una crisis tienen la capacidad de tolerar y finalmente de adaptarse a las exigencias de la situación. Sin embargo existen algunos casos en que no se da la adaptación y la tolerancia, y la crisis permanece sin ser resuelta y aparentemente insuperable, bien sea porque la persona no cuenta con recursos personales suficientes para afrontarla o por la intensidad y gravedad del problema. Como consecuencia de esto la persona experimenta sufrimiento emocional y la crisis puede persistir por un tiempo prolongado y generar perturbaciones severas a nivel psicológico.

Erich Lindenmam (1944) [5] 5 realizó una contribución con su experiencia de inter-vención en crisis con parientes victimas de un incendio trágico en el Coconut Grave (1943) (club nocturno en Boston). Señala las etapas del duelo que se deben pasar progresiva y sucesivamente para adaptarse a la pérdida y demostró que se podía ayudar a las personas en este proceso.

La intervención psicosocial que MPDL desarrolla, dado el tiempo de ejecución para los programas, aplica los conceptos de la intervención en crisis, que al ser una técnica de terapia breve pretende ayudar a las comunidades a manejar de forma efectiva los problemas que en apariencia son abrumadores en el momento en que ocurren y se centra en los individuos que no poseen los recursos suficientes para manejar la crisis adecuadamente.

Este tipo de intervención enmarca tres objetivos básicos:

  • Alivio de síntomas primarios.
  • Reestablecimiento rápido de la estabilidad emocional.
  • Desarrollo de la comprensión de las personas de la perturbación actual y factores que la precipitaron.

Además de interesarse en la resolución inmediata de las problemáticas, resalta la importancia de fortalecer la capacidad de una comunidad para plantear y crear su propio cambio. Sarason (1974) [6] destaca la importancia de este aspecto en el fenómeno que denomina “la sensación psicológica de comunidad”.

Los psicólogos contribuyen a crear esta sensación de comunidad al fomentar el desarrollo de puntos fuertes de la persona en lugar de eliminar sus debilidades. Se centrará en enseñarles a usar sus preferencias y diferencias culturales como fortalezas y ventajas en lugar de defectos.

Se retoman conceptos del DSM IV [7] aprovechándolo como una herramienta validada y estandarizada que facilita el diagnóstico de problemáticas a nivel psicoafectivo a través de la identificación de rasgos o sintomatologías definidas; Con el empleo de esta estrategia diagnóstica no se pretende rotular a los beneficiarios. Se tiene claro el uso del término patología únicamente si se cumplen todos los criterios señalados en el manual y si se encuentra deteriorado el funcionamiento en las áreas social, familiar, laboral y personal.

Acogiendo las explicaciones planteadas se han definido las siguientes variables contenidas en el marco teórico conceptual.

  • Expectativas de retorno: Conjunto de pensamientos, emociones y acciones tanto individuales como grupales que manifiestan las intenciones de regresar a las condiciones de vida previas al desplazamiento.
  • Valoración de ofertas: respuestas individuales o grupales a las ofertas de instituciones privadas o gubernamentales que están vinculadas con las necesidades expresadas ante el desplazamiento.
  • Elaboración personal: Conjunto de pensamientos, emociones y acciones que indican que se ha dado un significado elaborado a las condiciones actuales de existencia.
  • Habilidades sociales: Conjunto de pensamientos, emociones y acciones que manifiestan capacidades de comprensión de sentimientos y perspectivas de los demás, respetando su nivel de ánimo. Se evidencia en el trabajo en equipo, la colaboración, tolerancia y relaciones interpersonales basadas en el respeto.
  • Autonomía: Nivel de toma de decisiones ante las alternativas o posibles vías de solución que pueden ser ofertadas para atender las necesidades expresadas ante el desplazamiento.
  • Autosuficiencia: Disponibilidad de recursos propios para la consecución de metas elegidas.
  • Responsabilidad: Posibilidad de evaluar los resultados en el proceso de consecución de metas u objetivos, y de realizar los ajustes pertinentes cuando los resultados no son los deseados.
  • Depresión: comportamientos que manifiestan el incremento de amenaza, derrumbe o destrucción personal o grupal. Se caracteriza por decaimiento de ánimo o de la voluntad, disminución general de la psíquica que compromete especialmente el componente afectivo de la personalidad.
  • Ansiedad: Se relaciona íntimamente con la angustia. Es un estado de preocupación excesiva, expectación aprehensiva sobre determinados acontecimientos que se prolonga durante más de seis meses. Las personas con ansiedad experimentan dificultades para controlar el sentimiento persistente de preocupación acompañado de inquietud, intranquilidad, fatigabilidad, irritabilidad, tensión muscular, alteraciones del sueño y de la alimentación, dificultad en la concentración y dolores físicos.
  • Agresividad: Conjunto de pensamientos, emociones y acciones que evidencian el significado de daño o destrucción hacia sí mismos o hacia otros.
  • Rasgos de ansiedad o depresión: presencia aislada de síntomas o signos físicos y/o emocionales característico de un cuadro de ansiedad o depresivo, pero que no cumple criterio para indicar un trastorno.
  • Manejo del dolor: (Tolerancia a la frustración) es la forma de afrontar el proceso de adaptación que sigue a las pérdidas totales o parciales que se pueden dar a nivel físico, intelectual, emocional, personal o material y que son importantes en la vida del individuo.

Capítulo 2. Atención Psicosocial, eje transversal de la intervención

Reubicación de familias desplazadas. El Carmen de Bolivar, Febrero 2004

Progresivamente la labor Psicosocial se ha fortalecido dejando de actuar como una línea más dentro de la organización, constituyéndose en un eje transversal a todas las áreas de intervención y consolidándose como la base de la intervención general. Es la encargada de facilitar el montaje y ejecución de los diferentes programas que ofrece MPDL y orientar sus principales acciones hacia el aumento de las probabilidades de continuidad de los mismos.

En la actualidad el objetivo general de la Atención Psicosocial para poblaciones desplazadas en situación de Postemergencia es aportar y coordinar la administración de recursos materiales, terapéuticos y organizativos que alivien las necesidades básicas insatisfechas y permitan generar bases para el reestablecimiento de la integridad emocional, económica y social.

La Atención Psicosocial dejó de ser individualizada (atención de casos), empleando un instrumento que recogía información acerca de síntomas y problemáticas familiares para transformarse en un programa de atención integral, Diseñado para aplicar a nivel comunitario utilizando un instrumento que evalúa aspectos emocionales, familiares, sociales, laborales y que a la vez ofrece sus resultados en porcentajes representativos para conocer el estado general de la comunidad.

El Área Psicosocial aprovecha los escenarios que brinda la ejecución de cada línea de intervención para cumplir con sus propios objetivos y facilitar de igual forma los de cada línea. Así, a la vez que facilita la disposición del recurso humano para realizar las obras de construcción, aprovecha esta situación para generar sentido de pertenencia hacia el nuevo ámbito de vida, promoviendo espacios para el establecimiento de nuevas relaciones, la ocupación del tiempo libre y por tanto la disminución de pensamientos que alimentan la ansiedad o la depresión en los adultos.

Dinámica comunitaria para construcción de espacio comunitario, Aguachica, Cesar, Junio 2003

El personal del Área Psicosocial ha conocido previamente a la comunidad y se mantiene en contacto permanente con ella, observando su participación y forma de desenvolverse en las diferentes situaciones que se les plantea identificando desde etapas iniciales aptitudes y habilidades de los beneficiarios que se aprovechan en función de las actividades del Área de Construcción de Alojamientos y Saneamiento básico.

Durante la intervención se realiza una labor constante de motivación hacia el trabajo en equipo y sensibilización ante la importancia de aprovechar las oportunidades y ofertas de la organización, mediante el cumplimiento de las tareas asignadas, los plazos y compromisos pactados (conseguir cierre de viviendas, asistir a reuniones comunitarias, demostrar desempeño responsable en todas las líneas de beneficio y participar activamente en las labores de construcción los días asignados).

Tanques comunitarios El Carmen de Bolivar; Noviembre 2003

Con el área de generación de ingresos el componente Psicosocial participa en la selección de los posibles beneficiarios, evaluando criterios como responsabilidad, creatividad, honestidad. En el transcurso de la intervención emplea talleres o grupos de encuentro para fortalecer el nivel de compromiso y empoderamiento de los beneficiarios con sus negocios y sensibiliza a través de reuniones comunitarias y visitas domiciliarias para el cumplimiento con el compromiso de la cuota de reinversión social y la asistencia a capacitaciones técnicas. Esto influye en los resultados propios de esta área y estimula la adaptación al nuevo estilo de vida y el desarrollo de nuevas metas.

Paquete productivo Sabana Grande
(Atlántico), Octubre 2001

Las trabajadoras sociales apoyan y acompañan el proceso de seguimiento de los Paquetes Productivos urbanos a través de las visitas domiciliarias, manteniendo abierto los canales de comunicación con los expertos en generación de ingresos y compartiendo información acerca de observaciones del desempeño de los beneficiarios.

La Atención Psicosocial apoya el montaje del Programa Nutricional con la convocatoria de los potenciales beneficiarios, brindando información del programa y manteniendo la motivación para la asistencia a citas programadas. (valoraciones iniciales de selección)

Una vez seleccionado los beneficiarios, Psicosocial actúa escogiendo y preparando a los promotores sociales responsables de la dinámica del comedor y de actividades psicosociales con la población infantil. Para lo cual programa constantes capa-citaciones a este personal.

La población infantil es atendida en el marco de ejecución del Programa Nutricional,

La población infantil es atendida en el marco de ejecución del Programa Nutricional, haciendo énfasis en el desarrollo de hábitos relacionados con el aseo (Autoestima), que favorecen los resultados de ambas líneas de intervención. También estudiando algunos casos severos a nivel nutricional con el fin de determinar si existen factores psicológicos influyendo en la escasa evolución de los niños y aplicando estrategias para resolverlos.

En el Programa Niños en Acción se identifican las problemáticas más frecuentes de esta población, en el ámbito psicosocial, se desarrollan actividades para abordarlas y se realiza seguimiento a su evolución.

Actividades psicosociales población infantil Pelaya (Cesar), Agosto 2003

Para el año 2004 la intervención psicosocial introduce una serie de cambios relacionados con el énfasis en la atención y tratamiento de casos clínicos a personas afectadas psicoemocionalmente a partir de la experiencia del desplazamiento y en la integración con las comunidades receptoras.

A continuación describimos algunos objetivos específicos que guían las acciones psicosociales que el MPDL realiza en las comunidades.

Diseñar e implementar estrategias terapéuticas que conduzcan al alivio emocional de la comunidad: aportando elementos a nivel personal, familiar y social (comunicación, confianza, autoestima, práctica de valores y tolerancia) que les permita generar nuevas metas de vida; Centrar el trabajo en las relaciones de participación y cooperación las cuales a su vez generan en las comunidades y sus individuos sentimientos de confianza en sí mismos, recuperación del autoestima, la dignidad, y adaptación al nuevo estilo de vida.

Articular y apoyar todas las líneas de intervención, facilitando el montaje y ejecución de los programas de construcción, nutrición y generación de in-gresos, que igualmente son escenarios donde se reconstruye el tejido social y se reelaboran proyectos, estilos y sentidos de vida al brindar la oportunidad de desarrollar la capacidad de organizar sus propios recursos.

Atender las problemáticas que se presenten a nivel de relaciones comunitarias tales como tendencia al conflicto, desconfianza en las relaciones, baja to-lerancia, desintegración comunitaria o resentimientos, falta de apoyo y solidaridad; con el fin de propiciar

Para planificar la intervención Psicosocial y las estrategias a implementar con cada grupo poblacional, partimos de la información recopilada en un diagnóstico Psicosocial elaborado con datos obtenidos de la aplicación de una encuesta Psicosocial a la población adulta y de una Prueba Proyectiva a la población infantil.

Capítulo 3. El Diagnóstico Psicosocial

Grupos de Encuentro población adulta San Jacinto (Bolivar), Enero 2004

La etapa de evaluación diagnóstica se realiza durante el primer mes de intervención cuando ya se ha seleccionado el colectivo que será beneficiado y se tienen identificadas las líneas de intervención a ejecutar. En estos momentos la comunidad ha adquirido una serie de compromisos y responsabilidades hacia el proyecto y se ha iniciado la etapa de conformación de equipos de trabajo para las labores de construcción. Este entorno de desarrollo de las primeras actividades comunitarias se constituye en el momento ideal para empezar la recolección de información y elaboración del diagnóstico Psicosocial. Ya se ha alcanzado cierto grado de empatía con los beneficiarios, conocen la finalidad de cada programa y se han contactado con el equipo de trabajo, de forma que pueden ser más espontáneos al momento de hablar acerca de sus emociones y vivencias personales.

El objetivo general de la Etapa Diagnóstica es obtener información del desempeño de la comunidad en las áreas social, familiar, personal, escolar con el fin de identificar problemáticas generadas a partir de la experiencia del desplazamiento y establecer objetivos de la intervención Psicosocial. Este estudio se realiza a través de la aplicación de la encuesta Psicosocial y la observación directa del desenvolvimiento de la comunidad en las dinámicas de trabajo organizadas.

El Diagnóstico inicial se convierte en nuestro punto de partida (Línea Base) para elaborar las estrategias de intervención y de este modo realizar una labor lo más completa posible en búsqueda del alivio y restablecimiento socioafectivo de la población que ha vivenciado un desplazamiento forzoso.

La importancia de elaborar un diagnóstico correcto es identificar las necesidades y prioridades reales de la comunidad, evaluando e identificando los cambios psicoemocionales más significativos ocasionados como impacto del desplazamiento, sin restarle importancia a la identificación de fortalezas de las familias beneficiarias. El conocimiento amplio de la comunidad previo a al intervención se alimenta de observaciones realizadas en las dinámicas comunitarias, entrevistas formales e informales con personas de la comunidad y líderes.

El Diagnóstico se divide en dos fases:

  • Evaluación de la población infantil.
  • Evaluación de la población adulta.

El objetivo de cada fase es el mismo, la diferencia radica en el instrumento utilizado para la recolección de los datos. En la Tabla No. 1 se presentan las estrategias de recolección generalmente empleadas de acuerdo con el tipo de población evaluada.

Tabla No. 1 - Estrategias de Diagnóstico según poblaciones
Población Infantil  Población Adulta  Población Juvenil 
Test Proyecto H.T.P. Encuesta Psicosocial Encuesta
Test proyectivo familia Entrevistas personalizadas Entrevistas personalizadas
Registros observacionales Análisis de observaciones Análisis de observaciones
Entrevistas con los padres Visitas domiciliarias Visitas domiciliarias

3.1 El Instrumento

La etapa de diagnóstico es considerada como la más delicada y de mayor cuidado de todas, teniendo en cuenta que de ella depende todo el proceso de intervención y los resultados alcanzados. Por esto la selección de un buen instrumento de recolección es básica y requiere de especial atención.

La construcción de la Encuesta Psicosocial ha pasado por una serie de modificaciones y depuraciones con el fin de constituirla en un instrumento que se adapte a la realidad encontrada en las comunidades y que suministre información sobre las necesidades, carencias, fortalezas, recursos y estado socioemocional de las mismas. Es actualizada cada año después de la evaluación de los Programas. La Encuesta Psicosocial inicialmente recolectaba información acerca del estado emocional y social de los diferentes grupos de edades a intervenir; evaluando aspectos como el estrés post traumático, la depresión, violencia intrafamiliar, autoritarismo, inhibición y dificultades para relacionarse, ansiedad, depresión y agresividad, entre otros.

Su aplicación en todo caso es individual aplicada a una muestra escogida aleatoriamente; la encuesta es semiestructurada, consta de 20 afirmaciones con alter-nativa de respuesta múltiple, que no son mutuamente excluyentes y 5 afirmaciones de pregunta tipo cerrada.

En las primeras encuestas se evaluaban parámetros como la agresividad, ansiedad, depresión, pasividad y habilidades sociales. Los cuales se definen en el marco teórico construido. Los datos estadísticos se obtienen de la tabulación cuantitativa a través de una hoja electrónica de Excel y se representan gráficamente en sistemas de barras estableciendo porcentajes. Ver Anexo 1 (Gráfico Resultados Encuesta Psicosocial año 2002)

Aunque se avanza en el sistema de recolección y presentación de la información del diagnóstico en forma cuantitativa, gradualmente surge la necesidad de incorporar además de aspectos clínicos, aspectos sociales y comunitarios, criterios que indicaran o previeran el desenvolvimiento de la comunidad con el beneficio adquirido de cada línea de intervención. Se consolidan algunos parámetros y de acuerdo con las experiencias obtenidas en las comunidades ya intervenidas se eligen las variables para la medición.

Con asesoría para el tema de la Psicometría se inicia la construcción de un nuevo instrumento pero esta vez siguiendo todos los pasos reglamentarios y sometiéndolo a los respectivos estudios de validez.

El objetivo de la actual Encuesta Psicosocial es:

Obtener información de las necesidades expresadas por las distintas comunidades.
Utilizar la información en el fomento y desarrollo de las dinámicas comunitarias a nivel de la Atención Psicosocial.

Actualmente la Encuesta Psicosocial mide aspectos como las expectativas de retorno de la comunidad, la valoración de ofertas, los porcentajes de autonomía, autosuficiencia, responsabilidad, ansiedad, depresión, agresividad y conducta pasiva en la población adulta e inhibida en la Infantil. Ver Anexo 2 (Gráfico resultados Encuesta Psicosocial año 2003)

Cada variable fue previamente descrita cualitativamente enmarcada desde la teoría Clínica Humanista y a partir de su definición se construyeron los posibles reactivos o enunciados.

En el Capítulo 4 se amplía la metodología y el proceso de construcción de la Encuesta Psicosocial; así como los criterios de validez y confiabilidad de la misma, que son el resultado de los aprendizajes obtenidos por el equipo Psicosocial de MPDL en los Talleres de Psicometría realizados.

3.2 Pruebas Proyectivas.

Para evaluar la población infantil se emplea el Test Proyectivo de la Familia o Casa, Árbol, Persona H.T.P. (por sus siglas en inglés). Este último proporciona información que relacionada con otros instrumentos de valoración como la entrevista con los padres y la observación, puede revelar conflictos y preocupaciones generales del niño. Utilizada durante la intervención puede revelar cambios generales del estado psicoemocional de los menores [8] . Se aplica a la población infantil con edades de siete a doce años. Se aplica al inicio y al final de la intervención para establecer resultados comparativos.

La tabulación de la información se realiza empleando una hoja electrónica de Excel para la cuantificación de los resultados. Esta información se apoya con los datos obtenidos de los registros diarios observacionales que realiza el Profesional en Psicología junto con los Promotores Sociales durante el primer mes de intervención.
Los parámetros evaluados son la agresividad, signos depresivos, inhibición y aislamiento; y se proyectan en gráficos de barras.

3.3 Otras fuentes de Información.

a. Observación: En el caso de la población infantil es consignada en una ficha o registro observacional diligenciada por la Psicóloga y por los Promotores que previamente han sido capacitados para ello. Con los registros elaborados por los promotores se realiza la triangulación de datos para verificar la validez de la información.

Para la intervención Psicosocial de MPDL es clave la forma como nos acercamos a nuestros beneficiarios, el tipo de relación que establecemos con ellos y las estrategias que se emplean para llegar a conocer su situación social y emocional.

Para lograr el acercamiento cimentamos la construcción de una relación cercana basada en el respeto incondicional y la empatía durante toda la etapa de acompañamiento. Evitamos asumir actitudes de sobreprotección visualizándolos como seres humanos con fortalezas y capacidades personales que deben estimularse con el fin de facilitar la adaptación al nuevo estilo y ámbito de vida.

En los primeros acercamientos con la comunidad adulta se intenta obtener conocimiento acerca de su situación emocional, social, familiar, laboral. Inicialmente el Psicólogo está presente en cada encuentro con la comunidad y el equipo interdisciplinario, donde se presenta el programa y las intenciones de la organización, se socializan los resultados de la encuesta socio económica que se ha aplicado previamente y determina las líneas de intervención a ejecutar. Este espacio le permite al psicólogo recoger observaciones acerca del sentir colectivo y la forma como visualizan la experiencia vivida, impresiones que se contrastan con los resultados de las pruebas aplicadas para construir el Diagnóstico Psicosocial.

Con la población adulta las observaciones se realizan en los ambientes de construcción de viviendas o reuniones comunitarias especialmente.

b. Taller de sensibilización y exteriorización [9] : se ha implementado la realización de un primer taller de sensibilización y exteriorización; abordando el tema del desplazamiento y estimulándolos a expresar sus pensamientos y emociones. Se explican las reacciones emocionales y comportamentales más frecuentes que caracterizan a las poblaciones desplazadas, se citan ejemplos de otras comunidades que han padecido la misma experiencia, se muestran fotografías del trabajo realizado con ellas. Todo esto con el fin de facilitar primeramente la identificación de los cambios sucedidos a nivel emocional y de conducta, segundo, concienciar que estas reacciones son naturales ante un evento doloroso como el desplazamiento y tercero, propiciar la exteriorización del sentir comunitario.

Taller psicosocial de exteriorización de sentimientos San Jacinto (Bolivar),
Noviembre 2003

Las experiencias recogidas de este ejercicio que se ha realizado en comunidades desplazadas en los municipios de San Juan, El Carmen de Bolívar, San Jacinto (Bolívar), La Gloria, Morales, Pelaya, Pailitas, Aguachica (Cesar) y el corregimiento de San José de Chiquito (población retornada), así como suscitan la identificación emocional de algunos beneficiarios y el reconocimiento de sus cambios también sugieren el alto grado de represión de lo sucedido, negación y disociación a la que recurren como estrategia para mitigar el dolor. Consideran más saludable no tocar el tema, olvidarlo, evadir las preguntas de los niños y obligarse a no sentir.

Las siguientes afirmaciones corresponden a pensamientos escritos y verbaliza-ciones de los beneficiarios durante el ejercicio realizado en las etapas iniciales de intervención; que además de la negación, reflejan los pensamientos y emociones frecuentemente asumidos a partir del desplazamiento y que se evidencian en manifestaciones de ansiedad, depresión, agresividad e inhibición, entre otras [10] .

“ Uno lo pierde todo, uno no vale nada y se siente desamparado, a veces con esperanzas... sufre mucha hambre...” (Mujer jefe de hogar, 46 años desplazada del Bongal).

“..Mucho miedo, susto cuando hay comentarios de que sucedieron cosas... no tengo nada, todo lo perdí, me siento triste... hay que aguantar lo que venga.” (Mujer, 43 años, desplazada de las Palmas).

“ Ser desplazado para mí que lo he vivido, resulta ser desarraigado de todo lo que poseía, hasta de la felicidad. Sentía haber perdido parte de nuestra vida y además sentía tristeza... haber dejado parte de mis familiares allá, y mis amigos. Sentía que dejaba muchas personas que también sentían lo mismo que yo y que ellos no podían estar tranquilos. ... Que todo de mi trabajo se había vuelto nada... (hombre, 37 años, desplazado de Arroyo hondo, bolívar).

“Una hija mía se desmaya a menudo raíz del desplazamiento... con la muerte de la líder se siente nerviosa y no desea que llegue la noche.”

“Una cosa muy horrible... un dolor muy grande, con lo que pasó. Nos dijeron que si no queríamos morir, teníamos que irnos. Si no, queríamos que nos quemaran con todo y rancho. Entonces uno por miedo y por cuidarse y los niños... nos vinimos.”

La población no desplazada seleccionada como beneficiarios por vulnerabilidad social, también expresan durante las actividades su sentir acerca del desplazamiento

“Duele cuando se escucha decir que alguien se vino corriendo del monte porque los hicieron venir a media noche. Todo el pueblo se siente triste porque no se sabe que pueda ser de los que viven en el pueblo... También les puede pasar lo mismo”

Capítulo 4. Talleres de Psicometría

Uno de los aspectos más discutidos por las ONGs en el Encuentro de Atención Psicosocial a Poblaciones Desplazadas en Colombia, [11] fue la cuantificación y medición de los resultados a nivel psicosocial. Se están empleando sistemas de recolección como entrevistas, fichas de encuestas estructuradas, semiestructuradas, la observación directa, fichas de seguimiento y diarios de campo; Pero no siempre se realiza una interpretación cuantitativa de los resultados; Y en caso de hacerse, no se está empleando los debidos procesos para determinar la validez o confiabilidad del sistema de recolección.

Las conclusiones generadas en el encuentro fueron la importancia de trabajar en la construcción de un instrumento de recolección que se ajustara a las necesidades de tiempo y tipo de intervención de cada organización y que permitiera un análisis más certero de la información.

La información obtenida en el Taller de Psicometría [12] a cargo de un especialista en el tema, indica que se pueden generar resultados cuali-cuantitativos en el área psicosocial implementando algunas metodologías sugeridas por la Ciencias Sociales, la cual ofrece estrategias para construir instrumentos que pueden ser válidos y confiables.

No podría utilizarse un mismo instrumento para todos los casos atendidos por las ONGs, debido a que el tiempo y tipo de intervención (crisis y post-crisis), determina la relevancia de dedicarse al análisis y medición de algunas variables. Por lo tanto el proceso señalado a continuación, derivado del taller de psicometría realizado por el equipo psicosocial de MPDL, podría resultar útil para aquellas organizaciones que trabajen la atención Psicosocial en el marco de la ayuda humanitaria con programas de postemergencia para poblaciones desplazadas.

El MPDL realizó un taller de Psicometría dirigido por un especialista, [13] hacia las psicólogas de la organización, con el fin de aumentar los conocimientos y recibir asesoría para la generación de datos cuali-cuantitativos y la construcción del instrumento de recolección. El taller se centró en:

  • Evaluar los sistemas de recolección que se estaban empleando y afianzamiento de conceptos básicos de la Psicometría.
  • Recolección de la información; diseño del instrumento.
  • La Encuesta Psicosocial; Validez.

4.1 Evaluación y Afianzamiento.

El taller inició con una evaluación del sistema de recolección que se estaba utilizando, “Encuesta psicosocial 2002”. A partir de esta evaluación se realizaron impresiones, correcciones y explicaciones para afianzar conceptos básicos de psicometría.

A pesar que la encuesta 2002 empleaba variables definidas operacionalmente y a partir de las cuales derivaban los constructos o items, estos no estaban definidos desde una teoría conceptual específica; lo cual es indispensable para la construcción del instrumento y facilita la interpretación de los resultados.

Los resultados de la encuesta tabulados en una hoja electrónica de Excel, solo establecían la frecuencia en que se presentaba las variables (Nº de personas deprimidas, ansiosas, etc) sin establecerse un puntaje mínimo o máximo de la prueba, que pudiese determinar el nivel o grado en que se presenta cada variable.

Al revisar los aspectos que se deseaban evaluar con la encuesta, se encontró que no se estaba recolectando toda la información que se quería. Quedaban por fuera la recolección de aspectos comunitarios como las capacidades de autogestión, adaptación, empoderamiento y fortalezas que podrían aprovecharse para dirigir la intervención Psicosocial.

4.2 Recolección de la Información.

En esta segunda fase del taller se trabajó el diseño y construcción de la encuesta psicosocial y de qué forma se emplearía.

Inicialmente se plantearon como objetivos de la encuesta: Obtener información de las necesidades expresadas por las distintas comunidades a nivel emocional. Utilizar la información en el fomento y desarrollo de las dinámicas comunitarias a nivel de la Atención psicosocial y evaluar las gestiones de las organizaciones comunitarias para trasmitir sus inquietudes y necesidades a las instituciones o satisfacerlas por sí mismos.

Una vez definido los objetivos se identificaron las variables que estaban contenidas en los mismos:

  • Expectativa de retorno
  • Valoración de ofertas
  • Elaboración personal
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Agresividad
  • Habilidades sociales
  • Autonomía
  • Autosuficiencia
  • Responsabilidad

De acuerdo con el enfoque Clínico Humanista y el marco teórico manejado por MPDL, las variables mencionadas fueron descritas o definidas operacionalmente. (Ver Capítulo 1). Desde esta perspectiva epistemológica se considera que las reacciones emocionales ante el desplazamiento son naturales y evidencian antes que patologías, el sufrimiento emocional que sucede tras vivenciar una experiencia desagradable. Estas reacciones se pueden normalizar a través del tiempo y con la intervención psicosocial, a través de la facilitación del proceso de adaptación y aceptación de lo sucedido.

La definición de variables permite iniciar el proceso de elaboración de constructos o reactivos [14] . Para lo cual cada variable es subdividida en dimensiones (Pensamiento, emociones y acciones). De esta forma se empieza por construir items relacionados con la variable desde cada dimensión. A manera de ejemplo para la variable Expectativas de retorno sería:

Pensamientos:

  • No ve la hora de regresar a su vereda de origen
  • Recuerda a menudo la casa, escuela o el barrio donde vivía
  • Imagina el día en que va a regresar a su pueblo

Emociones:

  • Siente temor en el nuevo lugar
  • Llora con frecuencia ante recuerdos de su antigua casa
  • Le molesta cuando alguien parecer no creer en el retorno

Acciones:

  • Está ahorrando para regresar
  • Averigua como está la situación en su pueblo
  • Está listo para irse en cualquier momento.

Se realiza un banco de datos con reactivos de cada variable clasificados en cada dimensión, si se desea, para luego seleccionar las que finalmente quedarán en la encuesta.

4.2.1 Escalas y Puntuaciones.

La encuesta emplea una escala de medición nominal donde cada variable puede representarse en el eje de las coordenadas; Las dimensiones de cada variable también pueden representarse en este [15] .

Para la representación gráfica de la Encuesta Psicosocial MPDL, solo se muestran las variables, aunque el banco de datos y los reactivos seleccionados se refieren a las diferentes dimensiones.

Se presentan tres alternativas de respuesta que determinan en cada variable una puntuación máxima y mínima. Para facilitar las tabulaciones y cálculos:

Puntaje mínimo = NO = Los sujetos no tienen lo que se está midiendo
Puntaje medio = A VECES =
Puntaje máximo = SI = Los sujetos tienen lo que se está midiendo
NO = 1 A VECES = 2 SI = 3

Para la calificación de las respuestas es importante tener en cuenta la dirección de los enunciados; Algunas pueden estar formuladas como proposición negativa .

La equivalencia en números no necesariamente convierte la escala nominal en una escala de razón pues la medición de la variables puede estar orientada únicamente a establecer frecuencias en cada uno de los elementos de la escala nominal.

Para tabular las respuestas de la encuesta se procede a:

  • Calificar cada respuesta con base en la escala nominal. Para la recolección de los datos se elaboró una hoja de respuestas donde se consigna la puntuación en cada variable. (Ver Tabla No. 2)
  • Obtener el puntaje de cada una de las variables. Para una determinada variables (y si todos los reactivos o enunciados son nueve), el puntaje mínimo sería 9 X 1 = 9 lo que significa que la persona no tiene lo medido. El puntaje máximo es el número de enunciados de la variable por 3; (9 X 3 = 27) la persona tiene lo medido.
  • Obtener el puntaje total, sumando lo conseguido en cada una de las variables.
Tabla No. 2
HOja de Respuesta (A manera de ejemplo ver anexo No. 3)
Enunciado Reactivo Respuestas Puntuación
No
1
A veces
2
si
2
Parcial Total
1 x        
2   x      
3     x 6  

Para el manejo de los procesos estadísticos se utiliza la hoja de cálculo de Excel. También puede emplearse un paquete estadístico como el SPSS u otro de las ciencias sociales.

4.2.2 Cálculos y Gráficas

Para cada una de las aplicaciones el promedio se obtiene mediante la formula: Sumatoria de los puntajes dividido por el número de puntajes o personas. Los promedios pueden ser tomados de los puntajes totales, de los puntajes por variables o de los puntajes por dimensión.

MPDL realiza los cálculos estimando el promedio de los puntajes por variables. (Ver Anexo 2).

Para la presentación de los resultados lo más recomendable según los procesos estadístico que se plantean, son los gráficos de pastel o de barras

4.3 La validez de la Información

Actualmente el instrumento se encuentra en proceso de validación. El instrumento de recolección de información posee la validez de facie y de construcción con base en las cuales se está utilizando inicialmente. La Encuesta Psicosocial se ha aplicado por primera vez en dos comunidades del Municipio del Carmen de Bolívar y Zona Sur del Cesar (Pelaya y Aguachica). Con la tercera aplicación se iniciará la prueba de dos mitades para establecer la consistencia interna de la encuesta. Queda pendiente la evaluación o prueba piloto que es un proceso estadístico mediante el cual se establece la validez de contenido (Consistencia interna de la prueba).

4.3.1 Validez de Facie.

La elaboración de los reactivos o enunciados tienen como base la relación con las comunidades. Su redacción se ajusta al lenguaje comúnmente utilizado por la comunidad y del cual se han tomado notas con base en las observaciones cotidianas, las entrevistas, las dinámicas comunitarias que se realizan. La simplicidad en la obtención de respuestas facilita la calidad de la información.

Los enunciados pueden ser modificados si la experiencia hace evidente que la información que se está recolectando no es pertinente ni corresponde a los objetivos de la intervención Psicosocial.

4.3.2 Validez de Contenido.

La definición de la variable atendiendo una teoría psicológica o varias afines, permite la elaboración de las dimensiones por cuanto estas son los elementos individuales y constituyentes de la definición, además los indicadores son establecidos con base en la experiencia directa con las comunidades y los enunciados tienen en cuenta el contexto de los examinados en este caso las comunidades.

Los resultados de las aplicaciones de la encuesta se utilizarán para realizar pruebas de dos mitades para establecer la consistencia interna de la prueba. Según sean los resultados de las pruebas estadísticas se harán los ajustes pertinentes.

4.3.3 Validez Predictiva.

Establecida con base en las diferentes pruebas de estimación de tendencias, de probabilidades y de correlación entre variables, también con base en el seguimiento que pueda realizarse de la intervención de MPDL en las comunidades intervenidas.

La verificación de las estimaciones será la evidencia de la validez de la información recolectada mediante el instrumento.

4.4 Confiabilidad.

A corto plazo, la consistencia de la medición o confiabilidad se determina con base en el cumplimiento de los objetivos propios de la intervención. El diagnóstico (Medición al iniciar la intervención) el seguimiento (Medición durante la intervención) y la evaluación (Medición al finalizar la intervención) serán consistentes si los objetivos se cumplen por lo menos en un 70 u 80%. La consideración de la consistencia de la prueba implica que las medidas varíen con base en la intervención y por la intervención.

Si el diagnóstico es correcto y la intervención pertinente, las mediciones lo reflejarán en la elaboración de las estimaciones y las correlaciones entre las variables.

La información adicional proveniente de observaciones, entrevistas y el análisis del contexto de la cotidianidad se utilizan como criterios externos para juzgar la calidad de la información obtenida mediante la prueba [16] .

Siendo la Encuesta psicosocial el principal instrumento de ayuda Diagnóstica no se abandona el hábito de evaluar en cada aplicación si se está midiendo lo que realmente se desea y si se está recogiendo la realidad de las comunidades evaluadas. Por lo tanto el proceso de depuración y validez del instrumento es persistente y está sujeto a las modificaciones que sean necesarias para que cumpla con el objetivo propuesto.

Capítulo 5. Diseño de la Intervención

Reubicación de familias desplazadas Aguachica (Cesar), Noviembre 2003

Los datos numéricos arrojados por el diagnóstico psicosocial indican hacia donde orientar el proceso de intervención. Este está determinado, además, por el perfil encontrado en las comunidades que se atienden, de esta manera, encontramos comunidades desplazadas asentadas en un mismo lote, barrio e invasión o dispersas en las cabeceras municipales o capitales departamentales. Se proponen dos modalidades de intervención: Atención a las familias en los asen-tamientos identificados y reubicación de los que se encuentran dispersos.

En ambas involucrando en los procesos a la población vulnerable.

Con las comunidades asentadas el MPDL ha realizado trabajo de ayuda humanitaria utilizando como estrategia la Promoción y Organización Comunitaria, este trabajo sirvió para identificar, a partir del análisis y evaluación de la intervención, la necesidad de incluir el componente psicosocial. Para entonces, La dinámica del desplazamiento se orientaba hacia desplazamientos a cabeceras municipales, masivos en muchos casos y por goteo en otros, los cuales incrementaban la población de barrios de invasión o subnormales de los municipios, dado que las familias se ubican en casas de familiares, amigos o construyen ranchos en lotes cedidos por organizaciones comunitarias, familiares o amigos o comprados a invasores profesionales.

El grado de dispersión cada vez mayor y la determinación de trabajar con colectivos de menos de un año de desplazamiento, lleva a proponer y ensayar con la modalidad de reubicación de familias desplazadas en lotes o terrenos aportados por las administraciones municipales. Coincidiendo con este planteamiento, se realizan contactos con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para que esta institución atienda los casos que se le remitían y se contrata un psicólogo para que realice el primer diagnostico psicosocial. En lo sucesivo las acciones orientadas a la atención psicosocial se enmarcan en este contexto.

La Tabla No. 3 describe las principales acciones psicosociales implementadas de acuerdo con el tipo de población atendida y los resultados de los diagnósticos iniciales elaborados en ellas [17] .

TABLA 3

Clasificación Descripción de la comunidad
Retornada Comunidad conformada por familias que han sufrido un desplazamiento y han regresado a su lugar de origen
Diagnóstico Fortalezas/Dificultades
  • Comunidad con sentido de unidad.
  • Capacidad de integración.
  • Líderes plenamente identificados por la comunidad.
  • Posibilidad de trabajo con escuelas.
  • Actitud pasiva de la comunidad.
  • Dependencia hacia los líderes.
  • Concentración de las familias en un mismo lugar que facilita la intervención.
  • Sentimiento colectivo de desánimo.
  • Distanciamiento emocional en relaciones paterno filiales.
  • Sentimiento de desamparo y soledad en población infantil.
  • Inseguridad ante la amenaza de vivir en la zona de donde fueron desplazados.
Clasificación Descripción de la comunidad
Acciones implementarias
  • Grupos de encuentro con mujeres orientados a reforzar: la actitud de liderazgo, la capacidad de gestión, formas de comunicación.
  • Técnicas para el afrontamiento del temor, la ansiedad y depresión.
  • Actividaes ocupacionales para motivar hacia el desarrollo de una conducta productiva.
  • Jornadas de integración comunitaria.
  • Talleres de organización comunitaria.
  • Identificación de nuevas personas con actitud de liderazgo.
  • Atención personalizada (consultoría, asesoría)
  • Talleres de acercamiento entre padres e hijos.
  • Jornadas y talleres con apoyo de docentes de la escuela.
Clasificación Descripción de la comunidad
Desplazada 1
(Integrada)
Comunidad conformada por familias que se desplazaron masivamente del mismo lugar de origen. Tienen menos de un año de desplazamiento y puede ser la primera experiencia de desplazamiento.
Diagnóstico Fortalezas/Dificultades
  • Disposición a trabajar en equipo.
  • Interés por conseguir bienes comunes.
  • Capacidad de resiliencia por conservarse unidos.
  • La comunidad identifica sus líderes.
  • Mayor rendimiento en actividades de construcción.
  • Comparten intereses y tienen expectativas comunes.
  • Identificación con un modelo cultural propio.
  • Debilitamiento de relaciones familiares.
  • Deseos de salir adelante rápidamente.
Acciones Implementarias
  • Rescate de tradicionaes y actividades culturales.
  • Fortalecimiento del trabajo en equipo.
  • Técnicas de afrontamiento para manejo de ansiedad y depresión.
  • Desarrollo de sentido de pertenencia al nuevo ámbito de vida.
  • Fortalecimiento de relaciones familiares.
  • Entrenamiento en gestión y liderazgo.
  • Actividades ocupacionales para población femenina e infantil.
  • Atención personalizada de casos. (Consultoría, asesoría)
  • Entrenamiento en habilidades artísticas y culturales con niños.
  • Elaboración de duelo (etapa de reconocimiento)
Clasificación Descripción de la comunidad
Desplazada 2
(Dispersa)
Comunidad conformada por familias procedentes de diferentes veredas o cabeceras municipales, se han desplazado por goteo y generalmente más de una vez.
Diagnóstico Fortalezas/Debilidades
  • Deficiencias en las habilidades sociales.
  • Altos índices de inhibición.
  • Temor asociado a relaciones interpersonales (ansiedad)
  • Sentimientos de vacío, tristeza y abandono en niños y adultos.
  • Competencia entre gurspo de diferentes veredas.
  • Desconfianza entre vecinos.
  • Ubicación dispersa.
  • Falta de solidaridad.
  • Hábitos inadecuados de higiene.
  • Escasa persistencia de los líderes identificados.
  • Desconfianza en las capacidades personales.
  • Altos índices de ansiedad.
  • Desintegración comunitaria.
  • Diferentes modelos culturales según los sitios de origen.
  • Diversidad de intereses y expectativas que dificulta la toma de decisiones en grupo.
  • Actitud receptiva.
  • Poca comunicación.
  • Capacidad de gestión en líderes identificados con la intervención.
Acciones implementarias
  • Desarrollo del sentido de pertenencia a una nueva comunidad.
  • Motivación orientada a la integración comunitaria.
  • Talleres de sensibilización y reconocimiento de problemáticas comunes.
  • Grupos de encuentro con mujeres.
  • Actividades deportivas, lúdicas y recreativas.
  • Jornadas de integración comunitaria.
  • Identificación de líderes.
  • Bases para la organización comunitaria.
  • Entrenamiento en habilidades artísticas y culturales con niños.
  • Reconocimiento del duelo (etapa del reconocimiento).

5.1 Intervención con la Población Infantil.

La Atención psicosocial con población infantil resulta para MPDL una de las actividades de mayor dedicación debido a que se realiza diariamente a través de la implementación de un Programa que funciona en asociación con el área Nutricional, utilizando el mismo espacio para el desarrollo de las actividades y compartiendo información e impresiones que faciliten la evolución y recuperación de los casos en ambas áreas psicosocial y nutricional.

Los beneficiarios directos de la Atención Psicosocial son aquellos niños que han sido seleccionados por presentar patologías nutricionales. De esta forma asisten diariamente a la toma de alimentos y al Programa de Atención Psicosocial.

Durante el primer mes los niños son evaluados a través de la aplicación de un Test Proyectivo (familia o H.T.P) y la observación directa de su conducta en el espacio de las actividades. Las acciones durante este primer mes van dirigidas al conocimiento del programa, integración con los compañeros del grupo y realización de actividades lúdicas que faciliten la expresión espontánea de la conducta y sentimientos de los menores.

 

Actividades de expresión artística
El Carmen de Bolivar, Mayo 2003

El Programa denominado Niños en Acción es una estrategia de intervención flexible que tiene como objetivo aliviar el dolor emocional causado por la experiencia del desplazamiento, favoreciendo el adecuado desarrollo físico, emocional e intelectual del niño por medio de las actividades lúdico, recreativas y educativas, guiadas por pro-motores sociales y supervisadas por las psicólogas, con el fin de acercarlos al reconocimiento y la aceptación de su nuevo estilo de vida.

Se desarrollan actividades encaminadas a:

  • Disminuir las reacciones de agresividad y ansiedad generadas a partir del desplaza-miento.
  • Reducir las manifestaciones de tristeza, melancolía, desesperanza y dolor surgidos.
  • Aumentar las conductas de relaciones y habilidades sociales.
  • Fomentar la practica de valores como el respeto, la tolerancia y la solidaridad entre compañeros.
  • Facilitar la expresión de sentimientos y pensamientos relacionados con la experiencia del desplazamiento.
  • Disminuir las conductas de inhibición y pasividad.

5.1.1 Estrategias Implementadas en el Programa Niños en Acción.

 

Niños en acción
Actividades de Expresión Creativa.
El Carmen de Bolivar, Septiembre 2003

a. Espacio de Expresiones Creativas: Este espacio le brindaba al niño la oportunidad de relacionarse con otros niños a través la música, la pintura, y la danza, permitiéndoles expresar todo lo que sienten, piensan, y el modo como perciben las cosas [18] . Facilita a los niños establecer relaciones cercanas con otros niños, aprender a compartir, tolerar las diferencias y expresarse libremente sin inhibiciones conscientes.

Actividades Implementadas:

  • Expresión Plástica: El modelado con plastilina para niños preescolares y escolares, el dibujo y la pintura libres, sugeridos por experiencias propias o por temas propuestos, permiten identificar estados de ánimo, expectativas, miedos; estimulan la imaginación y resolución de conflictos. A través de ellos pueden fortalecerse áreas deseadas. (Sentido de pertenencia).
  • Expresión Musical: esta técnica se utiliza para socializar temas desarrollados en los talleres creativos, por medio de composiciones musicales y análisis de letras musicales. Además de facilitar la expresión y el manejo saludable de emociones, estimulan la imaginación, la intimidad e integración grupal.
  • Expresión Literaria: Incluye el uso de cuentos, adivinanzas, resolución de acertijos, crucigramas, sopa de letras, seleccionadas como punto de partida para desarrollar temas de valor educativo para los niños. Estimulan el desarrollo de la inteligencia, atención y concentración de los niños.
  • Expresión Dramática: se refiere al abordaje de temáticas a través de recursos psicodramáticos [19] como el teatro con títeres y juego de roles entre los niños, representando hechos vividos, relatados de un cuento o una canción, para recrear vivencias y relaciones que establecen consigo mismos, la familia y la comunidad. Se aprovecha el carácter lúdico de estas actividades para enseñar, corregir e incentivar nuevas actitudes [20] .

b. Espacio de tiempo libre y juego: A través de este espacio se le brinda al niño la oportunidad de manifestar sus emociones y liberarse de tensiones. Lo cual facilita la disminución de los niveles de agresividad y ansiedad; A su vez se genera el proceso de socialización en estos (incluye las actividades deportivas). Permiten satisfacer las necesidades básicas de los niños en el campo físico, psíquico y social. Para que esta actividad logre sus objetivos requiere de total libertad de participación y debe asegurar la diversión y el placer por sí mismos. Con ellos se busca fomentar la comunicación, el compañerismo, representar conflictos, ejercitar la estructuración del pensamiento, el lenguaje, y reforzar temas desarrollados en los talleres [21] .

Actividades Implementadas:

  • Juegos de Movimiento: ponen a prueba habilidades y destrezas; estimulan el desarrollo de resistencia física, agilidad, flexibilidad, agudeza de intuición, rapidez mental, coordinación de reflejos. Esta modalidad incluye los juegos de relevo que se implementan para reforzar el trabajo en equipo, el sentido de organización, aceptación del ganar / perder, la colaboración, atención y la capacidad de pensar y actuar en grupo.
  • Juegos de Atención y Memoria: se pretende con estos ejercitar la concentración, y la memoria, (área cognoscitiva del desarrollo infantil). Son juegos de respuestas inmediatas, de conteo o repetición de palabras. Generalmente se utilizan al inicio de cada actividad como dinámicas introductorias.
  • Juegos de Integración: generalmente las rondas y algunas dinámicas de grupo incentivan la integración entre los participantes. Permiten observar cómo organizan su espacio, como hablan y se expresan corporalmente a través del juego, lo que revela el tipo de relaciones que mantienen a nivel social, familiar y escolar. Se aprovechan para integrar a los niños al medio social, desarrollar conciencia de participación grupal, búsqueda de participación grupal, búsqueda de convivencia y hábitos de relaciones saludables.

c. Talleres vivenciales: empleando actividades artísticas y lúdicas se convierten en estrategias adecuadas para implementar con los niños y fomentar el desarrollo de valores como la honestidad, el respeto, la tolerancia, la amabilidad y la convivencia. De igual forma se trabajan temáticas relacionadas con la problemática psicoemocional de los menores como son: capacidad para trabajar en equipo, elaboración de sentimientos relacionados con las perdidas de seres queridos como; el miedo, duelo y la tristeza.

d. Sistema de refuerzo: Esta estrategia está a cargo de la Psicóloga encargada. Se trata de recompensar los avances de los niños en estado vulnerable a través de reforzadores tangibles (juguetes, golosinas), comestibles (dulces y golosinas) y de refuerzo social (reconocimiento público de sus cambios), con el fin de afianzar los cambios conductuales en los niños. Para que el sistema cumpla su efecto real, el reforzamiento se realiza mensualmente; el niño va ganando un punto o ficha cada semana que logra sus objetivos, acompañado del elogio o reforzador social, y finalizado el mes recibe un premio tangible. Con este sistema se estimula al niño a mantener los comportamientos deseados o disminuir la frecuencia de los indeseados o desadaptativos. Durante las últimas intervenciones se ha optado por aplicar esta estrategia reforzando semanalmente y de forma grupal. Desde el inicio de la intervención se organizan grupos de trabajo, los cuales a partir de unas reglas de juego establecidas deben ganar un punto diario. Solo hay un ganador por día y al finalizar la semana se recompensa el grupo que obtuvo mayor puntaje.

e. Capacitación a instructores: Dirigida por el Psicólogo con el objetivo de elevar el nivel de conocimiento de las personas voluntarias en el tema Psicosocial, se ofrece capacitación, información y apoyo emocional ante sus propias problemáticas. Los instructores se seleccionan preferiblemente de la comunidad beneficiaria para comprometerlos en actividades comunitarias, contribuir a la organización comunitaria y sentar bases para la continuidad del programa. Si no se encuentra dentro de la comunidad personal con el perfil necesario se recurre a escuelas o instituciones de formación para seleccionar a los promotores.

f. Talleres de entrenamiento artístico: De acuerdo a la zona de intervención y según sus costumbres y tradiciones, el entrenamiento en gaita y danzas típicas de los Montes de María (Colombia) ha resultado conveniente en la reducción de reacciones desadaptativas como la ansiedad, el comportamiento inhibido, agresivo y la melancolía en la población infantil. Estas mismas actividades no pudieron implementarse en la zona Sur del Cesar por no ser propios de la cultura de esta región.

Las actividades culturales están a cargo de un experto en los temas culturales y folklóricos que se dedica a la enseñanza de un arte en especial (danzas folklóricas, gaita, teatro, pintura). Estos instructores reciben capacitación por parte de las psicólogas con el fin de que se desempeñen de una forma más adecuada con los niños.

g. Refuerzo académico: El Programa Niños en Acción incluye la realización de actividades de pre escritura, aritmética, caligrafía y refuerzo de lectura especialmente, con el objetivo de afianzar los aprendizajes impartidos desde la escuela.

5.1.2 Entrenamiento en Habilidades Artísticas.

En la región de los Montes de María, los municipios de San Juan y El Carmen de Bolívar han sido los escenarios en los que se ha implementado la enseñanza de danzas e instrumentos musicales típicos de la zona como estrategia del Programa de Atención Psicosocial para la población infantil.

Los resultados más asombrosos se obtuvieron en las comunidades infantiles de Piedra Azul, El Silencio y Villa Anita (Carmen de Bolívar) y Palenque, donde la enseñanza de habilidades musicales (música de gaita) se implementó permanentemente durante la intervención asignándole dos días a la semana y contando con personal especializado para la instrucción.

La dinámica coordinada con el instructor de gaita fue ofrecer la capacitación a la totalidad de niños beneficiarios del programa (350 niños), con el fin de ir determinando habilidades musicales potenciales. Mas tarde el grupo se fue constituyendo con los niños que demostraron habilidad e interés en esta actividad. (55 niños entre las tres comunidades).

Como dato a resaltar los menores con problemas de relación, inhibidos y/o agresivos fueron quienes mostraron mayor interés y desenvolvimiento en esta actividad; empleándola como una oportunidad para expresarse y descargar las tensiones que supone la conducta agresiva.

La evolución de los casos de inhibición o conducta pasiva aumentó desde que se dio inicio a este tipo de actividades. Estos niños han logrado el reconocimiento público y refuerzo de sus habilidades por parte de sus compañeros, lo cual ha incidido en el aumento de su autoestima y habilidades sociales.

Las clases de pintura orientada por los promotores y de danzas orientadas por algunos miembros de la comunidad y del equipo, ha causado el mismo efecto en la población infantil.

De esta forma el conocimiento previo de las costumbres, modo de vida y hábitos de la comunidad a intervenir, revelan aspectos que pueden aprovecharse para favorecer la intervención.

5.1.3 Seudo hábitos o Hábitos condicionales

Actividades culturales celebración del día de los niños.
Ovejas (Sucre), Octubre 2001

En nuestra experiencia hemos visto con preocupación los resultados en la tarea de formar hábitos especialmente relacionados con el aseo que se imparten desde los Programas Nutricional y Psicosocial con la población infantil.

Durante los meses que dura la intervención, los niños que por primera vez se observaron descuidados en su presentación personal empiezan a cambiar de imagen, adoptan actitudes como lavarse las manos antes de comer, estar calzados, peinados, etc; y cuando la intervención finaliza el equipo se retira considerando que estas conductas quedaron cimentadas en los niños.

La sorpresa se encuentra cuando se tiene la experiencia de extender el servicio del comedor y solo dejar 15 días a la comunidad sin intervenir; A nuestro regreso observamos a los niños más animados, espontáneos, con menos tensiones, pero descuidados en su apariencia, descalzos... como al inicio del programa.

Consideramos que tal vez este resultado sea reflejo de la escasa disponibilidad de tiempo que se tiene para intervenir con los adultos y el hecho de centrarse en otros aspectos a trabajar dictaminados por el diagnóstico.

De igual forma se encontró que las letrinas familiares construidas no estaban siendo utilizadas por el 100% de las familias beneficiarias; investigando el hecho, algunos niños expresaron tener miedo a sentarse en un “bacinete”.

La comunidad participa en todas las actividades planteadas desde cada línea de intervención. Compartiendo con ellos todos los días se estimula el desarrollo de la pertenencia hacia ese nuevo lugar que van a habitar. Visitándoles algunas veces en la vivienda que tiene alquilada o prestada se forma un concepto de su estilo de vida sobre el cual se dirige la intervención, concepto que puede o no ser cierto, pues la mayoría viven arrimados, alquilados y deben amoldarse a unas reglas y un estilo existente tal vez no muy parecido al propio. De esta forma la imagen que tenemos de los beneficiarios especialmente en cuanto a sus hábitos y costumbres puede engañarnos.

Los niños reciben instrucciones y orientación de cómo comportarse, ya tienen unas que traen desde sus hogares y algunos tienen las que les toca seguir propias del lugar donde viven momentáneamente.

Cuándo por fin habitan en el nuevo ambiente fomentado con el Proyecto, con familias ya conocidas generalmente y con otras nuevas, ya se han relacionado en las actividades comunitarias y los niños han hecho nuevas amistades en el programa Psicosocial, pero se mezclan los diferentes modos de vida de veredas distintas. Es en esta fase donde resulta esencial el acompañamiento en la construcción del nuevo estilo de vida, costumbres e historia de la comunidad.

Las observaciones recogidas en esta experiencia muestra el problema de saneamiento ambiental como el principal de las comunidades recién ubicadas; A pesar de la labor que se hace previamente durante la intervención con talleres de saneamiento y capacitaciones no es lo mismo instruirlos cuando cada uno vive en un lugar diferente que cuando ya son vecinos y comparten las mismas problemáticas.

Przáctica de gaita niños comedor infantil Villa Anita.
El Carmen de Bolivar, Noviembre 2003

5.2 Intervención con la Población Adulta.

 

Letrinas construidas en Aguachica Cesar - Utilización de una letrina familiar; Enero 2004

Los objetivos se plantean según las necesidades detectadas en cada comunidad y buscan estimular el reconocimiento y manejo adecuado de emociones, fortalecer la comunicación, el trabajo en equipo, liderazgo y la prevención de violencia intrafamiliar.

El trabajo Psicosocial con esta población apoya directamente el sistema de generación de ingresos, fomentando en los beneficiarios condiciones emocionales favorables para desempeñarse adecuadamente en las labores asignadas; involucrándolas en el desarrollo de su comunidad (como miembros de comités de veeduría, asistentes de cocina, promotores sociales, celaduría, administración de espacios comunitarios) y en general actuando para favorecer el desarrollo de sentido de pertenencia al nuevo ámbito de vida y a las nuevas viviendas.

5.2.1 Estrategias Implementadas con la Población Adulta

a. Reuniones Comunitarias: son una importante herramienta de intervención y de seguimiento de las actividades donde se articulan los procesos referentes a cada línea de acción sensibilizando a los beneficiarios constantemente y promoviendo la participación en asuntos de interés común. Durante ellas se identifican líderes, se asignan funciones, se establecen normas y acuerdos, se definen compromisos, se mantiene el contacto con la comunidad, se capacita, se aclaran inquietudes, concepciones y posturas y conforman grupos de base como comités de veeduría, deportivos, culturales y recreativos.

b. Talleres de Organización y Desarrollo Comunitario: Se realizan con el fin de capacitar a la comunidad adulta para elevar su nivel de conocimientos acerca de temas relacionados con el desarrollo y mantenimiento de sus redes familiares y sociales. Los principales temas abordados buscan cimentar y/o fortalecer redes de apoyo social a través de la conformación de grupos para el manejo de los recursos adquiridos a través del proyecto, (el manejo de programas de saneamiento ambiental, la administración de tanques y espacios comunitarios, el manejo de las cuotas de participación y reinversión social y la toma de decisiones a nivel comunitario), como ejercicio de participación y desarrollo comunitario.
Entre los temas trabajados se encuentran:

  • Importancia de la organización comunitaria para el desarrollo de las comunidades.
  • Elaboración de diagnósticos y proyectos sociales.
  • Características de un líder comunitario.
  • Formas y estructuras internas de un organización comunitaria.
  • Manejo y resolución de conflictos.
  • Trabajo en equipo como alternativa para el desarrollo comunitario.
Reunión Comunitaria. Equipo MPDL Pailitas. Agosto 2002

c. Grupos de Encuentro Mujeres: Espacio de integración en el que se trabaja con orientaciones de corte educativo, empleando una metodología dinámica que les permita a las beneficiarias participar en al construcción de los conocimientos que adquieren, utilizando el intercambio de experiencia y vivencias grupales para propiciar la elaboración y resolución de problemáticas sentidas, con el fin de guiarlos en el reconocimiento, aceptación de su nuevo rol comunitario y cambio de su estilo, sentido y calidad de vida [22] .

Se emplean actividades lúdicas, educativas, de expresión creativa, actividades ocupacionales y terapéuticas como estrategias; Y se desarrollan temas como el manejo de conflictos, la expresión de emociones, asertividad, autocontrol, afrontamiento del miedo, duelo, sentido de pertenencia, auto imagen, auto-estima y valores como la solidaridad, el respeto y la tolerancia.

d. Jornadas de Integración Comunitaria: Espacio de esparcimiento que contribuye a la integración y organización del colectivo a través de la práctica de actividades lúdicas recreativas, culturales y deportivas para todos los grupos de edades.

e. Actividades Ocupacionales: Las actividades ocupacionales resultan útiles para el manejo de casos de ansiedad y depresión especialmente. Al mantenerse ocupadas en una nueva actividad los pensamientos de preocupación tienden a disminuir dando lugar a la tranquilidad y relajación emocional. Durante la realización de estas actividades se mantienen conversaciones de temas de interés común para la población femenina.

Con la población femenina la elaboración de actividades manuales en los grupos de encuentro en la zona Sur del Cesar ha manifestado en los participantes mayor sentido de pertenecía hacia lo que se tiene, valoran lo aprendido poniéndolo en práctica. Muchas de estas mujeres nunca habían participado en actividades de tipo grupal, su destreza manual está fijada en actividades de tipo agrícola, lo que dificulta la realización de actividades que implicaran motricidad fina.

En el Municipio del Carmen de Bolívar durante la intervención del año 2003 se implementó el entrenamiento en el manejo de la iraca (tipo de palma de la región); La mujeres aprendieron a tejer artesanías como bolsos, centros de mesa, cinturones. También se utilizan actividades como elaboración de cerámicas, bordados en cinta y tejido. La actividad ocupacional se elige de acuerdo a las costumbres y tradiciones de la comunidad

f. Actividades Deportivas: busca desarrollar hábitos deportivos en la población masculina adulta, mediante la conformación de equipos deportivos, para fortalecer la integración, manejar adecuadamente tensiones y desarrollar el sentido de grupo.

g. Visitas Domiciliarias: Esta estrategia se utiliza para conocer y observar las condiciones sociales y económicas en que viven las familias, hacer seguimiento de su comportamiento respecto a las actividades que desarrollan y aumentar la confianza hacia la intervención.

Visita Domiciliaria. Trabajadora Social MPDL. La Gloria, Cesar. Agosto 2002

h. Atención Personalizada: Algunos casos requieren de atención o asesoría personalizada; se da prioridad si se trata de líderes que se han identificado o personal con funciones a nivel comunitario como promotores sociales, cocineras, miembros de comité de veeduría, deportivo y cultural, de recreación, docentes de la comunidad.

5.3 Intervención con la Población de jóvenes y adolescentes: de 13 a 20

Campeonato por la paz Barrio Nelson Mandela (Cartagena), Noviembre 1998

El objetivo de la intervención con esta población es diseñar e implementar estrategias que faciliten el desarrollo del sentido de pertenencia, estimular el trabajo en equipo y el autodescubrimiento de habilidades y destrezas en los jóvenes beneficiarios.

El trabajo Psicosocial con jóvenes pretende cimentar bases para la organización comunitaria, involucrándolos en actividades relacionadas con las diferentes líneas de intervención.

En todas las comunidades no hay condiciones para trabajar con los jóvenes, y por esto deben evaluarse aspectos como el número de jóvenes en la comunidad y las actividades diarias a las que de dedican. Se recomienda indagar con la comunidad y tener un conocimiento previo de las costumbres que los jóvenes tenían en sus lugares de origen con el fin de encontrar una actividad de enganche para trabajarlos a nivel psicosocial.

a. Grupos de Encuentro Juvenil: Son de carácter informal, lo que implica realizar orientaciones de corte educativo, empleando una metodología dinámica que les permita a los jóvenes ser constructores activos de los conocimientos que adquieran. Esta estrategia facilita trabajar con la población total.

Cabe anotar que no se trata de terapias de grupo, ya que estas requieren dividir la población en subgrupos para su efectividad.

Con los Grupos de encuentro se quiere desarrollar un espacio de catarsis y orientación psicológica a través del intercambio de experiencias, historia de vida de los participantes, apoyo incondicional, respaldo y vivencias en grupo, con el fin de propiciar la elaboración y resolución de conflictos.

b. Actividades de Expresión Creativa: invitan a jugar con formas, colores y texturas, estimulando la capacidad creativa.

Actividades Implementadas:

Se emplean las mismas modalidades que para la población infantil. Varían las temáticas y dinámicas recreativas.

Expresión Plástica: actividades con pinturas y dibujos como técnicas de expresión de emociones.

Expresión Musical: invita a la integración y el sentido de intimidad grupal. Implica composiciones musicales, interpretaciones y análisis de canciones y práctica de instrumentos folclóricos.

Expresión Literal: utiliza la poesía, composiciones, autobiografías para expresar y elaborar sentimientos.

Expresión Dramática: se emplea el psicodrama, juego de roles entre los participantes y la socialización de experiencias vividas durante los ejercicios [23] .

Expresión Corporal: a través de la danza se pretende facilitar la expresión libre y descarga de tensiones. Esta actividad la realiza un profesor de danzas folclórica y moderna y apoyada por el área Psicosocial.

c. Actividades Lúdicas y Juegos:

Juegos de Movimiento: además de lo descrito en la población infantil, se implementan grandes juegos para facilitar el aprendizaje del trabajo en equipo, ayuda mutua e integración. Generalmente son competitivos, se realizan en espacios abiertos y están conformados por un número grande de personas. (rally competitivos).

Juegos de Atención y Memoria: como se describen para la población infantil.

Juegos de Integración: además de lo descrito para la población infantil, se utilizan para desinhibir a los participantes, lograr espontaneidad y libertad de expresión de emociones. Se pueden realizar en lugares abiertos o en espacios privados como los grupos de encuentro.

d. Técnicas Complementarias: son técnicas terapéuticas que se emplean para reforzar las temáticas que se trabajen; estas se utilizan en el contexto de la conversación o como apoyo durante una actividad recreativa o de expresión creativa. Debido al corto tiempo de intervención son las que menos se utilizan.

Debate Filosófico: también se conoce con el nombre de cuestionamiento socrático y consiste en examinar y someter a prueba de realidad los pensamientos; buscando una evidencia que los sostenga. Se orienta hacia el descubrimiento de pensamientos racionales alternativos [24] .

Búsqueda de Interpretaciones Alternativas: para que los miembros del grupo aprendan a reevaluar sus pensamientos e investiguen activamente nuevas interpretaciones o soluciones a los problemas que se plantean.

Ejercicios de Percepción: para sensibilizar y fortalecer el conocimiento de sí mismo, ejercitando la conciencia de lo que se siente en un momento determinado. Esta técnica se incluye en algunos juegos y dinámicas de integración y de contacto [25] .

Refuerzo Positivo: consiste en premiar o recompensar las conductas adecuadas del grupo relacionadas con el sentido de pertenencia, la participación, el trabajo en equipo y el conocimiento de sí mismo, para que estas se mantengan o se incremente en el futuro. Se utilizará el refuerzo social, reconociendo sus logros públicamente o con algún obsequio tangible [26] .

Estas técnicas son empleadas dentro de los grupos de encuentro. Su utilización depende de la evaluación que haga el profesional de las condiciones para desarrollar un grupo de encuentro, como el grado de intimidad que el grupo ha alcanzado, la disponibilidad de tiempo para la actividad, el nivel académico y el número de participantes por grupo.

e. Actividades Ocupacionales: se constituye en una actividad de enganche para los grupos de encuentro. Su realización es libre, es decir, se programan actividades sorpresivamente en los grupos de encuentro y de acuerdo con las preferencias que se han investigado en el proceso diagnóstico.

Las actividades ocupacionales propician el aprovechamiento sano del tiempo libre, liberan tensiones y fortalecen el sentido de pertenencia. Se han desarrollado actividades deportivas y la elaboración de artesanías con jóvenes.

Capítulo 6. Evaluación y Seguimiento

Actividades de refuerzo académico Pailitas (Cesar),
Septiembre 2002

6.1 Indicadores de Evaluación y Seguimiento.

Para evaluar la intervención que se realiza partimos del análisis comparativo entre la evaluación pre-diagnóstica y el diagnóstico post- intervención, que mediante las tablas y gráficos elaborados permite visualizar el estado inicial y final de la comunidad a nivel psicosocial. En el caso de la población infantil se realiza el análisis comparativo de los resultados Pre y Post Intervención de la Prueba Proyectiva H.T.P.

Se aplican entrevistas psicológica (a familias pre-diagnosticadas) y la observación directa, con el fin de evaluar el proceso de intervención, utilizando los mismos parámetros de evaluación que en el pre-diagnóstico.

Durante la intervención se emplean estrategias de seguimiento con el fin de prever el curso y evolución de la misma. Aunque estos procedimientos no están validados se utilizan como referencia para conocer el curso de la intervención y sirven como soporte a los resultados obtenidos con la encuesta.

La observación de la evolución de los niños se realiza a través de diarios de campo realizados por los promotores y analizados por la Psicóloga y con el empleo de un registro observacional de las actividades diarias del programa niños en Acción. (Ver anexo 4). Registro observacional de actividades diarias del programa de niños (Ver anexo 4). Registro observacional de actividades diarias para población infantil.

Con la observación y seguimiento de registros se elabora un gráfico de Valoraciones Psicosociales que permite visualizar un estimado de la evolución mensual de los menores y de los adultos. Estos datos se obtienen de la apreciación del psicólogo en cuanto al número de casos que van evolucionando y dejando de ser vulnerables. (Ver anexo 5). Valoraciones Psicosociales mes a mes.

El análisis de los registros de asistencias a las actividades (grupos de encuentro, reuniones comunitarias, PPU y labores de construcción y talleres) ofrece información para el análisis y seguimiento de la intervención. De igual forma que la supervisión de tareas asignadas en las reuniones comunitarias, grupos de encuentro y capacitaciones de las líneas de intervención. (Ver Anexo 6 y 7).

Por ultimo la elaboración de informes mensuales de actividades permite consignar el progreso de las comunidades en relación con las nuevas actividades asignadas por las diferentes líneas de acción en cuanto a compromiso, aceptación y adaptación al nuevo estilo de vida. (Ver Anexo 8).

Anexos

Anexo No. 1 - Gráfico Resultados Encuesta Psicosocial 2002

GRÁFICO COMPARATIVO DIAGNÓSTICO PRE Y POST INTERVENCIÓN - COSUDE 2003
POBLACIÓN ADULTA - EL CARMEN DE BOLÍVAR

Cuadro de la Encuesta Psicológica - Porcentajes     Cuadro de la Encuesta - No. de Casos    
  Pre Interv Post Interv   Pre Interv Post interv
Ansiedad 57.1 20 Ansiedad 20 7
Depresión 45.7 20 Depresión 16 7
Agresividad 31.4 17.1 Agresividad 11 6
Pasividad 20 8.5 Pasividad 7 3
Habilidades Sociales 65.7 91.4 Habilidades sociales 23 32

Anexo No. 2 - Gráfico Resultados Encuesta Psicosocial 2003

GRÁFICO RESULTADOS PRE INTERVENCIÓN POBLACIÓN ADULTA
Comunidad El Silencio El Carmen de Bolívar. ECHO 2003

Indicadores a disminuir
Dimensión   % No.
Depresión a 58 15
Ansiedad b 73 19
Agresividad c 62 16

Dimensión   % No.
Responsabilidad a 27 7
Autosuficiencia b 45 11
Autonomía c 45 11
Habilidades Sociales d 58 15
Elaboración e 60 16

Anexo No. 3 - Hoja de Respuesta Encuesta Psicosocial

(A modo de ejemplo): La variable expectativas de retorno, cada x corresponde a la respuesta del sujeto, y el puntaje parcial es la suma de los puntajes ob-tenidos.

No. ENUNCIADO REACTIVO RESPUESTAS PUNTUACION
No
1
A veces
2
Si
3
Parcial Total
1 Las preocupaciones lo invaden con frecuencia x        
2 Conversa o habla de cómo era su vida antes   x      
3 Ante esta situación piensa que todo era mejor     x    
4 Todo sería mejor si estuviera muerto       6  
5 Otros han sufrido más y siguen luchando          
6            
7            
8            

Anexo No. 4 - Formato de Registros Observacionales Actividades Población Infantil

Anexo No. 5 - Gráfico Valoraciones Psicosociales Mes a Mes

INDICADORES DE EVALUACIÓN A DISMINUIR EN LA POBLACIÓN ADULTA
COMUNIDADES DE EL SILENCIO Y VILLA ANITA CARMEN DE BOLIVAR

  DIAS DE SERVICIO
  24 Dias 20 Días 24 Días
  Sep-03 Oct-03 Nov-03
DIMENSION % No. % No. % No.
ANSIEDAD 80 40 53 26 42 21
             
DEPRESION 22 11 14 7 10 5

Anexo No. 6 - Formato registro de asistencia a actividades

Anexo No. 7 - Gráfico Consolidado de Beneficiarios Atención Psicosocial

CONSOLIDADO DE BENEFICIARIOS ATENCIÓN PSICOSOCIAL - EL SILENCIO
Carmen de Bolívar ECHO 2003

Tipo de Actividad  No. Beneficiarios
Niños en Acción 145
Talleres Padres de Familia 43
Grupos de Encuentro de Mujeres 11
Atención Personalizada 5
Total de Beneficiarios atendidos 204

Anexo No. 8 - Plantilla Informe Mensual de Actividades

BIBLIOGRAFÍA

American Psychiatrics Association de Washington. Manual Diagnóstico y Estadístico
de los Trastornos Mentales, DSM - IV. Masson, S.A, 1995.

ASUN, Domingo y colb, Psicología Comunitaria y Salud Mental en Chile. Santiago
de Chile: Edit. Univ. Diego Postales, Julio 1993.

BERISTAIN, Carlos, Salud Mental Comunitaria "Reparación Psicosocial y Derechos Humanos", Guatemala: 1997.

BERSTEIN D. Y NIETZAELM, Introducción a la Psicología Clínica. México:
Editorial Mc Graw Hill, 1982.

BONILLA, Elsy. RODRÍGUEZ, Penélope. Mas Allá del Dilema de los Métodos.
2ª Ed. Ediciones Unidas: Santa Fe de Bogotá: Norma, 1997.

BUCKER, John N. Manual y Guía de Interpretación de la Técnica del Dibujo
Proyectivo H.T.P, 1995.

CAMILO, Gloria Amparo, Impacto Psicológico del Desplazamiento Forzoso: Estrategia
de Intervención. Universidad Nacional de Colombia, Corporación Avre, Fundación Dos Mundos, Bogotá. 2002.

CASTAÑEDO, Celedonio. La Gestalt Enfoque Centrado en el Aquí y el Ahora. 3ª Ed. Barcelona: Ed. Herder S.A. 1997.

CASTAÑO, Bertha Lucía, JARAMILLO, Luis Eduardo, SUMMERFIELD Derek, Violencia Política y Trabajo Psicosocial , Corporación Avre. Bogotá, 1998.

GARZÓN, Dora Isabel. Promoción de la Resilencia en el Trabajo Psicosocial. Bogotá: 1999.

GINGER, Serge. GINGER, Anne. La Gestalt: Una Terapia de Contacto. 2ª Edición, México D.F: El Manual Moderno S.A. 1993.

JÛRGEN, Kriz. Proceso y Dialogo en Psicoterapia Gestáltica. Santiago de Chile:
Ed. Cuatro Vientos, 1995.

LAFERRIERE, G. La Improvisación Pedagógica y Teatral. Bilbao: Profesores editores, 1993.

MARTINEZ, Miguel. La Investigación Cualitativa Etnográfica. 1989.

MARTINEZ, Miguel. Psicologsa Humanitsta: Un nuevo Paradigma Psicológico. 2a. Edición. México: 1999

MOLERO, Esteban. Psicodrama: Lumen, 1993

OIM y Pontificia Universidad Javeriana. Desplazamiento y Atención Psicosocial:
El Reto de Reinventar la Vida. Un Estado del Arte. Bogotá: Octubre, 2002.

OLIVARES, José R. Méndez, Francisco C. Técnicas de Modificación de la Conducta.
2ª Ed. Madrid: Ed. Biblioteca nueva, 1998.

ONGs FORUM ECHO. Encuentro de Atención Psicosocial a Poblaciones Desplazadas en Colombia. Bogotá: Abril 2003.

PACKMAN, Marcelo. “Investigación e Intervención en Grupos Familiares: Una Perspectiva
Constructivista”. Madrid: En Delgado, Juan Manuel y Gutiérrez, Juan. Métodos y Técnicas Cualitativas en Ciencias Sociales. Síntesis, 1994.

PÉCAUT, Angelo, La Pérdida de los Derechos, del Significado, de la Experiencia y de la Inserción Social. Instituto de Estudios Políticos. Universidad de Antioquia. Medellín: 1999.

POSADA, Villa. JOSÉ Abelardo. Resilencia y Cultura. Bogotá: Fundación Saldarriaga Concha, 1999.

QUIETMANOS, Helmut. Psicológica Humanista: Concepto, Fundamento y Trasfondo Filosófico. Barcelona: Ed. Herder, 1989.

RODRIGUEZ P, Gabriela. Trabajo Psicosocial con Desplazados y Refugiados en Situación de Conflicto Armado (mimeógrafo). OIM, Santa Fé de Bogotá: 1999.

ROGERS, Carls. Psicoterapia Centrada en el Cliente: Práctica, Implementaciones y Teorías. Barcelona: Ed. Paidos, 1996.

CARL Rogers. y Barry Stevens. Persona a persona. Buenos Aires , Amorrourtu editores.

ROSATI, Ottavio, Psicodrama, Padova liviana, 1969.

SALETE, María. 192 Juegos. Bogotá , Colombia: Edita Indo-American Press Service, Octubre 1996.

SEFCHOVICH, Waisburd. Hacia una Pedagogía de la Creatividad. México: Trillas, 1985.

UNIVERSIDAD JAVERIANA. Ampliando Espacios para la Creatividad. Santa Fe de Bogotán
Zuzki, C. “Violencia Familiar y Violencia Política” Implicaciones Terapéuticas de un Modelo General en D.F. Buenos Aires: Schitman Ed. Nuevos Paradigmas, Cultura y Subjetividad. Paidos, 1985



[1] OPS-ECHO-ONGs OPS/OMS. Programa de Emergencia y Desastres, Lineamientos básicos para la atención psicosocial a poblaciones desplazadas como consecuencia del conflicto armado en Colombia. Bogotá: 2001.

[2] CARL Rogers. y Barry Stevens. Persona a persona. Buenos Aires , Amorrourtu editores.

[3] BERSTEIN D. Y NIETZAELM. Introducción a la Psicología Clínica. México: Editorial Mc Graw Hill, 1982.

[4] ASUN, Domingo y Colb. Psicología Comunitaria y salud mental en Chile. Santiago de Chile: Editorial. Univ. Diego Postales, Julio 1993.

[5] MARTÍNEZ, Miguel. Psicología Humanista: Un nuevo paradigma psicológico. 2ª Ed. México: Editorial Trillas, 1999.

[6] “Introducción a la Psicología Clínica”. Bibliografía Referencia 4

[7] American Psychiatric Association of Washington Bibliografía Referencia 1

[8] Jhon N Bucker. Manual y Guía de Interpretación de la Técnica del Dibujo Proyectivo H.T.P. 1995.

[9] GINGER, Serge. GINGER, Anne. La Gestalt: Una terapia de contacto. 2a. Edición, México D.F.: E

[10] Verbalizaciones retomadas del taller de exteriorización realizado con beneficiarios en el municipio de San Jacinto, Bolívar. Diciembre 2003.

[11] ONGs FORUM - ECHO. Encuentro de Atención Psicolosocial a Poblaciones Desplazadas en Colombia. Cartagena de Indias, Abril, 2003.

[12] ONGs FORUM - ECHO. Taller de Psicometría dirigido a los asistentes al Encuentro de Atención Psicosocial a Poblaciones Desplazadas en Colombia. Cartagena de Indias, abril, 2003.

[13] Julio Enrique Preciado C, Psicólogo Universidad Javeriana, Master Docencia Universitaria U. Pedagógica Nacional, Asesor Trabajos de Grado. Cartagena.

[14] MARTINEz, Miguel. La investigación cualitativa etnográfica en educación. 1989

[15] Packman, Marcelo: “Investigación e intervención en grupos familiar: una perspectiva constructiva”. Madrid: En Delgado, Juan Manuel y Gutiérrez, Juan, Métodos y técnicas cualitativas de investigación en ciencias sociales. síntesis, 1994

[16] BONILLA, Elsy. RODRÍGUEZ, Penélope. Más allá del dilema de los métodos. 2da. Edición. Ediciones Unidas: Santa Fe de Bogotá: No. 1997.

[17] Compilación elaborada con la participación de los equipos Psicosociales de los montes de María y Magdalena medio. Cartagena, Diciembre 2003.

[18] Universidad Javeriana. Ampliando espacios para la creatividad. Santa Fe de Bogotá,1992

[19] MOLERO, Esteban. Psicodrama. Argentina: Lumen, 1993

[20] LAFERRIERE, G. La improvisación pedagógica y teatral. Bilbao: Profesores editores, 1993

[21] María Salete Pereira. 192 juegos. Edita INDO-AMERICAN PRESS SERVICE. Bogotá Colombia, Octubre 1996.

[22] Jurgen Kriz, Proceso y Dialogo en la terapia gestaltica, Edición. Cuatro Vientos

[23] Rosati, Ottavio, Psicodrama, Editorial Padova, Liviana, 1989.

[24] Dr. LAWRENCE I. SANK y CAROLIN S. SAFFER. Manual del Terapeuta para la Terapia Congnitiva Conductual.

[25] CASTAÑEDO, Celedonio. La Gestalt enfoque centrado en el aquí y el ahora. 3ra. Edición, Editorial Herder S.A. 1997.

[26] OLIVARES, José R. Méndez, Francisco C. Técnicas de modificación de la conducta. 2da. edición, Editorial Biblioteca nueva, 1998.

Nuevos documentos en RSS 0.91

Organización Panamericana de la Salud [Valid RSS] Contact us | PAHO Colombia | PAHO
This webpage is supported by the Panamerican Health Organization, however, the published contents are strict responsability and merit of its authors and do not necessarily represent the position or line of conduct of PAHO | Adm

The publication of this page it has been possible thanks to the financial support of the Canadian International Development Agency --CIDA-- and the State Department of the United States.

Contáctenos | OPS | PAHO
Esta página es mantenida por la Organización Panamericana de la Salud, sin embargo, los contenidos que sean publicados son estrictamente responsabilidad y mérito de sus autores y no representan necesariamente la posición o línea de conducta que sobre la materia tenga la OPS. | Adm

La publicación de esta página ha sido posible gracias al apoyo financiero de la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional -- CIDA -- y el Departamento de Estado de los Estados Unidos.