Salud y Desplazamiento (English)

Buscar en esta página / Search this page

Atención Psicosocial a desplazados: Ayuda Humanitaria en Colombia. MPDL

Indice >> [ Anterior | Siguiente ]

Capítulo 3. El Diagnóstico Psicosocial

Grupos de Encuentro población adulta San Jacinto (Bolivar), Enero 2004

La etapa de evaluación diagnóstica se realiza durante el primer mes de intervención cuando ya se ha seleccionado el colectivo que será beneficiado y se tienen identificadas las líneas de intervención a ejecutar. En estos momentos la comunidad ha adquirido una serie de compromisos y responsabilidades hacia el proyecto y se ha iniciado la etapa de conformación de equipos de trabajo para las labores de construcción. Este entorno de desarrollo de las primeras actividades comunitarias se constituye en el momento ideal para empezar la recolección de información y elaboración del diagnóstico Psicosocial. Ya se ha alcanzado cierto grado de empatía con los beneficiarios, conocen la finalidad de cada programa y se han contactado con el equipo de trabajo, de forma que pueden ser más espontáneos al momento de hablar acerca de sus emociones y vivencias personales.

El objetivo general de la Etapa Diagnóstica es obtener información del desempeño de la comunidad en las áreas social, familiar, personal, escolar con el fin de identificar problemáticas generadas a partir de la experiencia del desplazamiento y establecer objetivos de la intervención Psicosocial. Este estudio se realiza a través de la aplicación de la encuesta Psicosocial y la observación directa del desenvolvimiento de la comunidad en las dinámicas de trabajo organizadas.

El Diagnóstico inicial se convierte en nuestro punto de partida (Línea Base) para elaborar las estrategias de intervención y de este modo realizar una labor lo más completa posible en búsqueda del alivio y restablecimiento socioafectivo de la población que ha vivenciado un desplazamiento forzoso.

La importancia de elaborar un diagnóstico correcto es identificar las necesidades y prioridades reales de la comunidad, evaluando e identificando los cambios psicoemocionales más significativos ocasionados como impacto del desplazamiento, sin restarle importancia a la identificación de fortalezas de las familias beneficiarias. El conocimiento amplio de la comunidad previo a al intervención se alimenta de observaciones realizadas en las dinámicas comunitarias, entrevistas formales e informales con personas de la comunidad y líderes.

El Diagnóstico se divide en dos fases:

  • Evaluación de la población infantil.
  • Evaluación de la población adulta.

El objetivo de cada fase es el mismo, la diferencia radica en el instrumento utilizado para la recolección de los datos. En la Tabla No. 1 se presentan las estrategias de recolección generalmente empleadas de acuerdo con el tipo de población evaluada.

Tabla No. 1 - Estrategias de Diagnóstico según poblaciones
Población Infantil  Población Adulta  Población Juvenil 
Test Proyecto H.T.P. Encuesta Psicosocial Encuesta
Test proyectivo familia Entrevistas personalizadas Entrevistas personalizadas
Registros observacionales Análisis de observaciones Análisis de observaciones
Entrevistas con los padres Visitas domiciliarias Visitas domiciliarias

3.1 El Instrumento

La etapa de diagnóstico es considerada como la más delicada y de mayor cuidado de todas, teniendo en cuenta que de ella depende todo el proceso de intervención y los resultados alcanzados. Por esto la selección de un buen instrumento de recolección es básica y requiere de especial atención.

La construcción de la Encuesta Psicosocial ha pasado por una serie de modificaciones y depuraciones con el fin de constituirla en un instrumento que se adapte a la realidad encontrada en las comunidades y que suministre información sobre las necesidades, carencias, fortalezas, recursos y estado socioemocional de las mismas. Es actualizada cada año después de la evaluación de los Programas. La Encuesta Psicosocial inicialmente recolectaba información acerca del estado emocional y social de los diferentes grupos de edades a intervenir; evaluando aspectos como el estrés post traumático, la depresión, violencia intrafamiliar, autoritarismo, inhibición y dificultades para relacionarse, ansiedad, depresión y agresividad, entre otros.

Su aplicación en todo caso es individual aplicada a una muestra escogida aleatoriamente; la encuesta es semiestructurada, consta de 20 afirmaciones con alternativa de respuesta múltiple, que no son mutuamente excluyentes y 5 afirmaciones de pregunta tipo cerrada.

En las primeras encuestas se evaluaban parámetros como la agresividad, ansiedad, depresión, pasividad y habilidades sociales. Los cuales se definen en el marco teórico construido. Los datos estadísticos se obtienen de la tabulación cuantitativa a través de una hoja electrónica de Excel y se representan gráficamente en sistemas de barras estableciendo porcentajes. Ver Anexo 1 (Gráfico Resultados Encuesta Psicosocial año 2002)

Aunque se avanza en el sistema de recolección y presentación de la información del diagnóstico en forma cuantitativa, gradualmente surge la necesidad de incorporar además de aspectos clínicos, aspectos sociales y comunitarios, criterios que indicaran o previeran el desenvolvimiento de la comunidad con el beneficio adquirido de cada línea de intervención. Se consolidan algunos parámetros y de acuerdo con las experiencias obtenidas en las comunidades ya intervenidas se eligen las variables para la medición.

Con asesoría para el tema de la Psicometría se inicia la construcción de un nuevo instrumento pero esta vez siguiendo todos los pasos reglamentarios y sometiéndolo a los respectivos estudios de validez.

El objetivo de la actual Encuesta Psicosocial es:

  • Obtener información de las necesidades expresadas por las distintas comunidades.
  • Utilizar la información en el fomento y desarrollo de las dinámicas comunitarias a nivel de la Atención Psicosocial.

Actualmente la Encuesta Psicosocial mide aspectos como las expectativas de retorno de la comunidad, la valoración de ofertas, los porcentajes de autonomía, autosuficiencia, responsabilidad, ansiedad, depresión, agresividad y conducta pasiva en la población adulta e inhibida en la Infantil. Ver Anexo 2 (Gráfico resultados Encuesta Psicosocial año 2003)

Cada variable fue previamente descrita cualitativamente enmarcada desde la teoría Clínica Humanista y a partir de su definición se construyeron los posibles reactivos o enunciados.

En el Capítulo 4 se amplía la metodología y el proceso de construcción de la Encuesta Psicosocial; así como los criterios de validez y confiabilidad de la misma, que son el resultado de los aprendizajes obtenidos por el equipo Psicosocial de MPDL en los Talleres de Psicometría realizados.

3.2 Pruebas Proyectivas.

Para evaluar la población infantil se emplea el Test Proyectivo de la Familia o Casa, Árbol, Persona H.T.P. (por sus siglas en inglés). Este último proporciona información que relacionada con otros instrumentos de valoración como la entrevista con los padres y la observación, puede revelar conflictos y preocupaciones generales del niño. Utilizada durante la intervención puede revelar cambios generales del estado psicoemocional de los menores [8] . Se aplica a la población infantil con edades de siete a doce años. Se aplica al inicio y al final de la intervención para establecer resultados comparativos.

La tabulación de la información se realiza empleando una hoja electrónica de Excel para la cuantificación de los resultados. Esta información se apoya con los datos obtenidos de los registros diarios observacionales que realiza el Profesional en Psicología junto con los Promotores Sociales durante el primer mes de intervención.
Los parámetros evaluados son la agresividad, signos depresivos, inhibición y aislamiento; y se proyectan en gráficos de barras.

3.3 Otras fuentes de Información.

a. Observación: En el caso de la población infantil es consignada en una ficha o registro observacional diligenciada por la Psicóloga y por los Promotores que previamente han sido capacitados para ello. Con los registros elaborados por los promotores se realiza la triangulación de datos para verificar la validez de la información.

Para la intervención Psicosocial de MPDL es clave la forma como nos acercamos a nuestros beneficiarios, el tipo de relación que establecemos con ellos y las estrategias que se emplean para llegar a conocer su situación social y emocional.

Para lograr el acercamiento cimentamos la construcción de una relación cercana basada en el respeto incondicional y la empatía durante toda la etapa de acompañamiento. Evitamos asumir actitudes de sobreprotección visualizándolos como seres humanos con fortalezas y capacidades personales que deben estimularse con el fin de facilitar la adaptación al nuevo estilo y ámbito de vida.

En los primeros acercamientos con la comunidad adulta se intenta obtener conocimiento acerca de su situación emocional, social, familiar, laboral. Inicialmente el Psicólogo está presente en cada encuentro con la comunidad y el equipo interdisciplinario, donde se presenta el programa y las intenciones de la organización, se socializan los resultados de la encuesta socio económica que se ha aplicado previamente y determina las líneas de intervención a ejecutar. Este espacio le permite al psicólogo recoger observaciones acerca del sentir colectivo y la forma como visualizan la experiencia vivida, impresiones que se contrastan con los resultados de las pruebas aplicadas para construir el Diagnóstico Psicosocial.

Con la población adulta las observaciones se realizan en los ambientes de construcción de viviendas o reuniones comunitarias especialmente.

b. Taller de sensibilización y exteriorización [9] : se ha implementado la realización de un primer taller de sensibilización y exteriorización; abordando el tema del desplazamiento y estimulándolos a expresar sus pensamientos y emociones. Se explican las reacciones emocionales y comportamentales más frecuentes que caracterizan a las poblaciones desplazadas, se citan ejemplos de otras comunidades que han padecido la misma experiencia, se muestran fotografías del trabajo realizado con ellas. Todo esto con el fin de facilitar primeramente la identificación de los cambios sucedidos a nivel emocional y de conducta, segundo, concienciar que estas reacciones son naturales ante un evento doloroso como el desplazamiento y tercero, propiciar la exteriorización del sentir comunitario.

Taller psicosocial de exteriorización de sentimientos San Jacinto (Bolivar),
Noviembre 2003

Las experiencias recogidas de este ejercicio que se ha realizado en comunidades desplazadas en los municipios de San Juan, El Carmen de Bolívar, San Jacinto (Bolívar), La Gloria, Morales, Pelaya, Pailitas, Aguachica (Cesar) y el corregimiento de San José de Chiquito (población retornada), así como suscitan la identificación emocional de algunos beneficiarios y el reconocimiento de sus cambios también sugieren el alto grado de represión de lo sucedido, negación y disociación a la que recurren como estrategia para mitigar el dolor. Consideran más saludable no tocar el tema, olvidarlo, evadir las preguntas de los niños y obligarse a no sentir.

Las siguientes afirmaciones corresponden a pensamientos escritos y verbaliza-ciones de los beneficiarios durante el ejercicio realizado en las etapas iniciales de intervención; que además de la negación, reflejan los pensamientos y emociones frecuentemente asumidos a partir del desplazamiento y que se evidencian en manifestaciones de ansiedad, depresión, agresividad e inhibición, entre otras [10] .

“ Uno lo pierde todo, uno no vale nada y se siente desamparado, a veces con esperanzas... sufre mucha hambre...” (Mujer jefe de hogar, 46 años desplazada del Bongal).

“..Mucho miedo, susto cuando hay comentarios de que sucedieron cosas... no tengo nada, todo lo perdí, me siento triste... hay que aguantar lo que venga.” (Mujer, 43 años, desplazada de las Palmas).

“ Ser desplazado para mí que lo he vivido, resulta ser desarraigado de todo lo que poseía, hasta de la felicidad. Sentía haber perdido parte de nuestra vida y además sentía tristeza... haber dejado parte de mis familiares allá, y mis amigos. Sentía que dejaba muchas personas que también sentían lo mismo que yo y que ellos no podían estar tranquilos. ... Que todo de mi trabajo se había vuelto nada... (hombre, 37 años, desplazado de Arroyo hondo, bolívar).

“Una hija mía se desmaya a menudo raíz del desplazamiento... con la muerte de la líder se siente nerviosa y no desea que llegue la noche.”

“Una cosa muy horrible... un dolor muy grande, con lo que pasó. Nos dijeron que si no queríamos morir, teníamos que irnos. Si no, queríamos que nos quemaran con todo y rancho. Entonces uno por miedo y por cuidarse y los niños... nos vinimos.”

La población no desplazada seleccionada como beneficiarios por vulnerabilidad social, también expresan durante las actividades su sentir acerca del desplazamiento

“Duele cuando se escucha decir que alguien se vino corriendo del monte porque los hicieron venir a media noche. Todo el pueblo se siente triste porque no se sabe que pueda ser de los que viven en el pueblo... También les puede pasar lo mismo”

[8] Jhon N Bucker. Manual y Guía de Interpretación de la Técnica del Dibujo Proyectivo H.T.P. 1995.

[9] GINGER, Serge. GINGER, Anne. La Gestalt: Una terapia de contacto. 2a. Edición, México D.F.: E

[10] Verbalizaciones retomadas del taller de exteriorización realizado con beneficiarios en el municipio de San Jacinto, Bolívar. Diciembre 2003.

Indice >> [ Anterior | Siguiente ]

Nuevos documentos en RSS 0.91

Organización Panamericana de la Salud [Valid RSS] Contact us | PAHO Colombia | PAHO
This webpage is supported by the Panamerican Health Organization, however, the published contents are strict responsability and merit of its authors and do not necessarily represent the position or line of conduct of PAHO | Adm

The publication of this page it has been possible thanks to the financial support of the Canadian International Development Agency --CIDA-- and the State Department of the United States.

Contáctenos | OPS | PAHO
Esta página es mantenida por la Organización Panamericana de la Salud, sin embargo, los contenidos que sean publicados son estrictamente responsabilidad y mérito de sus autores y no representan necesariamente la posición o línea de conducta que sobre la materia tenga la OPS. | Adm

La publicación de esta página ha sido posible gracias al apoyo financiero de la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional -- CIDA -- y el Departamento de Estado de los Estados Unidos.