Salud y Desplazamiento (English)

Buscar en esta página / Search this page

Derechos y deberes del Personal Sanitario en los Conflictos Armados - CICR

Indice del Documento >> Indice: DEBERES >> [ Anterior | Siguiente ]

6.  UNIDADES SANITARIAS

6.1 Definiciones

Se entiende por unidades sanitarias los establecimientos y otras formaciones, militares o civiles, organizados con fines sanitarios, especialmente de búsqueda, recogida, transporte, diagnóstico o tratamiento ( incluidos los primeros auxilios) de los heridos, de los enfermos, y de los náufragos, así como la prevención de enfermedades. El término incluye, por ejemplo, hospitales y otras unidades similares, centros de transfusión de sangre, centros e institutos de medicina preventiva, depósitos de material sanitario así como los almacenes de material sanitario y de productos farmacéuticos de esas unidades. Las unidades sanitarias pueden ser fijas o móviles, permanentes o temporales. ( Art. 8 , P I )

Son «permanentes» cuando se destinan exclusivamente a fines sanitarios por un período indeterminado.

6.2. Respeto y protección

Las unidades sanitarias deberán ser respetadas y protegidas en todo tiempo. Esto significa que no solamente está prohibido atacarías o dañarlas, sino que se les debe permitir realizar la tarea para la que están destinadas, particularmente tomando las medidas que les permitan obtener los suministros sanitarios que sean necesarios, y que se las defienda contra todo acto de bandidaje. (Art. 19, 20,21, 22, G I; Art. 23, G II; Art. 18 y 19. G IV; Art. 12,13. P. I; Art. 11, P. II) 

Por otra parte, una unidad sanitaria no deberá ser defendida contra el enemigo, en caso de penetración de éste en el territorio donde ella esté. Tal defensa sería un acto de hostilidad que podría hacer perder a dicha unidad sanitaria su derecho a protección. En tal situación, la obligación de <<respetar» la unidad no significa, para el enemigo, que no deba ser ocupada, sino que, los heridos y los enfermos, así como el personal y el equipo sanitario, deberán ser tratados con toda consideración.

Para tener derecho al respeto y a la protección, las unidades sanitarias deben cumplir dos requisitos:

- aparte de las administradas por el CICR, las unidades deberán ser asignadas a los servicios sanitarios de las fuerzas armadas o, en el caso de unidades civiles, deberán ser reconocidas y autorizadas por la autoridad competente de la Parte en conflicto bajo la cual estén actuando o estar bajo la responsabilidad de esas autoridades (cuando las unidades fueron proporcionadas por un Estado que no es Parte en el conflicto o por una entidad voluntaria de ese Estado). En todos los casos, las autoridades de una Parte en conflicto con jurisdicción sobre una unidad sanitaria con derecho a protección –y , consecuentemente, con derecho a usar el emblema distintivo- son, por ello, responsables de la misma y deberán cerciorarse de que la unidad es debidamente empleada de conformidad con sus fines, lo que significa que cumple el segundo requisito3o.jpg (224626 bytes)- no podrán emplearse para cometer actos perjudiciales para el enemigo; puede ocurrir si, por ejemplo, una unidad se utiliza como puesto de observación militar, o para alojar a combatientes o como depósito de municiones; puede ocurrir si, cuando se trata de unidades móviles, son deliberadamente colocadas en un camino para obstaculizar el avance del enemigo. Por otra parte, no se considera que es acto perjudicial para el enemigo, el hecho de que el personal sanitario de dichas unidades lleve armas ligeras para defensa propia y la de los heridos y los enfermos (contra actos de bandidaje, no contra un ataque del enemigo - véase anteriormente 1.4); o que la unidad esté custodiada por un piquete o por centinelas o por una escolta; o que haya en la misma armas portátiles y municiones que llevaban los heridos o los enfermos, y que aún no hayan sido entregadas al servicio correspondiente; o que haya temporalmente en la misma miembros de las fuerzas armadas u otros combatientes por razones médicas (por ejemplo, vacunación). Si se emplea una unidad sanitaria para cometer un acto perjudicial para el enemigo, éste deberá, de ser posible (no sería el caso, por ejemplo, si se encuentra bajo el fuego procedente de la unidad en cuestión), avisarla o advertirla antes de atacarla. En todos los casos, deberá haber por lo menos un intento de proteger a los heridos y a los enfermos.
 
 

6.3. Identificación

Para proteger las unidades sanitarias, cada Parte en conflicto procurará, de la mejor manera posible, adoptar y aplicar métodos y procedimientos que permitan identificarlas fácilmente. Se tomarán lasmedidas necesarias para que sean claramente visibles a las fuerzas enemigas (terrestres, aéreas omarítimas), los signos distintivos, con objeto de evitar toda confusión en caso de ataque, particularmente desde el aire. Las unidades sanitarias deberánestar señaladas( Art. 42, 43, G I; Art. 43, G II; Art. 18, G IV; Art. 18, Anexo I, P.I; Art.12, P. II) :

- por medio del signo distintivo de la cruz roja o de la media luna roja;
- y, si es posible, por señales distintivas (luminosas, de radio o electrónicas) cuyo empleo, facultativo, se describe en el Anexo I del Protocolo 1.

Se deberá insistir en la capital importancia de la visibilidad del emblema: deberá ser, en superficies planas, tan grande como las circunstancias lo justifiquen, visible desde todas direcciones. Además, siempre que sea posible, deberá estar iluminado cuando la visibilidad sea escasa, hecho con materiales que permitan su reconocimiento por rayos infrarrojos.

Por otra parte, las unidades sanitarias destinadas a los servicios de protección civil deberán enarbolar, además del emblema de la cruz roja o de la media luna roja, el emblema distintivo de la protección civil (un triángulo equilátero azul, sobre fondo anaranjado). Las unidades sanitarias deberán también enarbolar la bandera nacional de la Parte en conflicto bajo cuya responsabilidad actúan. Esto es válido, en todo tiempo, para las unidades sanitarias prestadas por un Estado que no es Parte en conflicto. Cuando las unidades sanitarias de una Parte en conflicto caen en poder del enemigo, ésto ya no se aplica.


6.4. Obligaciones del personal sanitario

En los principios generales, se destaca especialmente la obligación del personal sanitario de ser neutral, sea como parte de una unidad sanitaria, sea cumpliendo sus obligaciones para con los heridos y los enfermos; este personal deberá estar seguro de que nada ni nadie, dentro de la unidad, pueda ser considerado como perjudicial para el enemigo y como tal, poner en peligro la protección de la misma.

Indice del Documento >> Indice: DEBERES >> [ Anterior | Siguiente ]

Nuevos documentos en RSS 0.91

Organización Panamericana de la Salud [Valid RSS] Contact us | PAHO Colombia | PAHO
This webpage is supported by the Panamerican Health Organization, however, the published contents are strict responsability and merit of its authors and do not necessarily represent the position or line of conduct of PAHO | Adm

The publication of this page it has been possible thanks to the financial support of the Canadian International Development Agency --CIDA-- and the State Department of the United States.

Contáctenos | OPS | PAHO
Esta página es mantenida por la Organización Panamericana de la Salud, sin embargo, los contenidos que sean publicados son estrictamente responsabilidad y mérito de sus autores y no representan necesariamente la posición o línea de conducta que sobre la materia tenga la OPS. | Adm

La publicación de esta página ha sido posible gracias al apoyo financiero de la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional -- CIDA -- y el Departamento de Estado de los Estados Unidos.